07/06/2019

Argentina

Macri y Bolsonaro quiere inventar una moneda común para Argentina y Brasil

Se denominaría el "Peso Real" pero necesitará numerosos pasos previos administrativos, políticos y económicos para llegar a concretarse.
Macri y Bolsonaro quiere inventar una moneda común para Argentina y Brasil | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Macri y Bolsonaro comenzaron las conversaciones para desarrollar una moneda conjunta de ambos paises.

El presidente Mauricio Macri recibió el jueves la visita de su par de Brasil, Jair Bolsonaro, y abrieron las negociaciones para crear una moneda común que reemplace a las actuales de ambos países y que llevaría de nombre "peso real".

Desde la Casa Rosada explicaron que se trata de una idea originada durante la creación del Mercosur. A pesar del contexto de alta inflación y de devaluación del peso en el último año, desde el oficialismo consideraron que la voluntad de ambos países es "avanzar en la convergencia" al peso real, que necesitará numerosos pasos previos administrativos, políticos y económicos para llegar a concretarse.

La idea de activar las negociaciones para tener una moneda común regional fue conversada, según fuentes oficiales, principalmente en dos ocasiones. La primera, durante la reunión que mantuvo el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne con su par brasileño Paulo Guedes en Washington a mediados de abril. Días después, el jefe del Palacio de Hacienda voló a Río de Janeiro para continuar tratando el tema.

Más allá de la asociación inicial que podrían tener Argentina y Brasil, más adelante podrían sumarse eventualmente Uruguay y Paraguay como miembros del Mercosur e incluso Venezuela, actualmente suspendido del bloque comercial, "solo si llega a ser gobernada democráticamente", comentaron desde Balcarce 50.

Un cambio de esta magnitud en la unidad de cuenta de ambos países requerirá de acuerdos políticos que permitan que una decisión así pueda ser aprobada por los Congresos de cada nación y la creación de un banco central que tenga alcance multinacional al estilo del Banco Central Europeo, además de una serie de modificaciones normativas.

Las fuentes consultadas fueron escépticas respecto a un avance rápido de la creación del peso real. Brasil aún debate una reforma previsional que implicará meses de negociaciones políticas, por lo que el tratamiento de la moneda común recién podría tener un espacio mayor en la agenda desde 2020. (tn.com.ar)

 

 

 



Recomienda esta nota: