28/06/2019

Argentina

En el Día del Orgullo

Condenan a un año de prisión a la mujer que besó a su esposa en el subte

Mariana Gómez fue acusada de "resistencia a la autoridad" en un nuevo caso de abuso policial de la Policía de la ciudad de Buenos Aires.
Condenan a un año de prisión a la mujer que besó a su esposa en el subte | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Mariana Gómez fue condenada por supuesta resistencia al autoridad en un caso en el que se denuncia homofobia por parte de las fuerzas policiales.

Este viernes se cumplen 50 años del inicio de los disturbios de Stonewall, el hecho que dio origen al Día del Orgullo LGTBI. En Argentina, el Tribunal Oral Criminal N°26 condenó a Mariana Gómez a un año de prisión en suspenso por "resistencia a la autoridad".

Se trata de la joven que denunció que fue arrestada por besar a su novia, Rocío Girat, mientras fumaba en la estación Constitución.

Los argumentos de la decisión de los jueces se conocerán el 5 de julio. Por lo pronto, el abogado de la condenada adelantó que apelará.

Gómez se descompensó cuando salía de la sala de juicio y debió ser asistida.

El 2 de octubre de 2017 pasado el mediodía, Gómez y Girat estaban bajo el domo que se encuentra frente a la estación de trenes de Constitución. Durante el juicio, Girat contó que ella y su esposa “estaban tranquilas”, conversando y fumando, cuando un empleado de Metrovías, José María Pérez, se acercó a Gómez para pedirle que deje de fumar. Cuando la acusada respondió que no había cartelería que indicara que estaba prohibido fumar en ese espacio --y que había otras personas fumando en el lugar--, Pérez llamó a un oficial de la Policía de la Ciudad, Jonatan Maximiliano Rojo , quien le dijo a Gómez, “che pibe, apagá el cigarrillo”.

En su declaración ante la jueza, Gómez aseguró que ella intentó irse del lugar, pero que Rojo “me ponía la mano en el pecho y me decía ‘quedate acá que vas a ser detenido’” y comenzó un forcejeo entre ambos. Según el relato de la acusada, el oficial llamó por handy a una compañera, Karen Villarreal, y, en medio del forcejeo, “Rojo me tuerce el brazo y me tira para atrás”, por lo que Gómez agarró del pelo a Villarreal “para no caer” y, en el proceso, le arrancó parte del cabello. Los dos agentes la redujeron, la esposaron y la trasladaron a la estación policial que está en la estación Boedo de la Línea E. Horas después fue liberada.(infobae.com)

 



Recomienda esta nota: