18/09/2019

Argentina

Buenos

Alerta y preocupación por los recientes casos de sarampión en Buenos Aires

La Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiologia alertó sobre la “grave situación epidemiológica” y el “alto riesgo para la salud de la población”.
Ampliar (1 fotos)

Preocupa la reaparición de casos de sarampión.

Crece la preocupación por los recientes casos de sarampión informados en la Ciudad de Buenos Aires y algunas en distintas localidades de la provincia de Buenos Aires, por lo que la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiologia (SAVE) alertó sobre la “grave situación epidemiológica” y el “alto riesgo para la salud de la población”. 

“Consideramos que la situación epidemiológica es de gravedad y de alto riesgo para la salud de la población, sobre todo los grupos más vulnerables. Desde el punto de vista de la salud pública, está en riesgo la eliminación de la circulación del virus del sarampión en Argentina, inmenso logro conseguido hace casi 20 años que debemos sostener”, expresó la SAVE en un comunicado. 

Desde la sociedad argumentaron su preocupación en los casos confirmados en las últimas semanas, lo que da un total de 12 en lo que va del año. “Las vacunas están disponibles en forma gratuita en los centros de salud y vacunatorios públicos”, indicaron.”

“Si tenemos en cuenta que, a la fecha, no se ha identificado una fuente de infección, ni vínculo epidemiológico entre los casos el riesgo es que estemos frente a una situación de circulación viral no identificada”, manifestaron.

“Las vacunas están disponibles en forma gratuita en los centros de salud y vacunatorios públicos”, indicaron.

A su vez, invitaron a “reaccionar de forma inmediata, responsable y generar acciones coordinadas para controlar el brote” a todas las autoridades nacionales, provinciales, entre otros actores sociales. 

Desde la SAVE destacaron que el virus del sarampión es extremadamente transmisible, 9 de cada 10 personas susceptibles en contacto pueden infectarse, no tiene tratamiento específico y puede complicarse e incluso ocasionar la muerte. Los grupos de mayor riesgo son los menores de cinco y los mayores de veinte años, especialmente quienes presenten trastornos nutricionales o las defensas bajas. 

Desde la organización finalmente recomiendan intensificar los controles vacunatorios de todos los integrantes de una familia y a todas las personas que viajen al exterior.


Recomienda esta nota: