26/10/2019

Argentina

En Vaca Muerta esperan terminar el año con inversiones superiores a los 5 mil millones de dólares

Un informe asegura que con esta cifra se superará el volumen de recursos aplicados en 2015.

La inversión total en Vaca Muerta (foto), en la provincia de Neuquén, rondará este año los U$S 5.355 millones, cifra con la que se superará el volumen de recursos aplicados en 2015, cuando se invirtieron U$S 5.110 millones, estimó en un informe la Fundación Mediterránea.

“Los montos invertidos continuaron recuperándose desde la caída presentada en 2016, dirigiéndose cada vez en una mayor proporción hacia los (hidrocarburos) no convencionales, siendo las inversiones previstas para este año, de U$S 5.355 millones, marcando un hito en la provincia al superar las realizadas en 2015, de U$S 5.110 millones”, explicó el analista Mariano Saritzu en su informe sobre “desarrollo y coyuntura en Vaca Muerta”.

“La explotación de hidrocarburos no convencionales ha continuado rompiendo registros en la cuenca, logrando llevar la producción a valores que no se observaban en la provincia desde hace más de una década”, expresó el analista.

“A diferencia de lo ocurrido el año anterior, durante el primer semestre de 2019 se observó una fuerte inclinación hacia la producción de petróleo por sobre la de gas natural, orientándose las inversiones, y por lo tanto las perforaciones, a la extracción del mismo”, detalló Saritzu.

El analista explicó que, a diferencia de la actualidad, “en 2015 YPF explicaba (desarrollaba) el 62% de las inversiones, seguida por Pan American Energy y Total, con 10% cada una. En 2019, la cantidad de actores (y áreas desarrolladas) se ha incrementado, comprometiendo YPF el 46% de los montos totales, seguida por Exxon con 9%, Total con 8%, Pluspetrol y Tecpetrol (luego de una gran inversión en 2018 en Fortín de Piedra) con 7%, y Pan American Energy y Shell (O&G Developments) con 5%”.

Saritzu explicó en su informe que esta participación de más firmas se ha visto acompañada por el desarrollo de conocimiento tecnológico como geológico, “logrando perforaciones horizontales con ramas de cada vez mayor longitud y cantidad de fracturas”.

“Mientras que en 2016 la longitud de rama horizontal promedio se encontraba en los 1.800 metros, actualmente la misma ronda los 2.500 metros”, detalló Saritzu. Y agregó: “similar fenómeno ocurre con la cantidad de fracturas, las cuales se incrementaron, desde aproximadamente 15 a más de 30, lo que ha implicado una disminución en la distancia entre fractura y fractura”. (Télam)



Recomienda esta nota: