(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
21/11/2019

Argentina

contaminación

Comienza la prohibición de entregar sorbetes plásticos y las empresas enfrentan el desafío

Buenos Aires se suma a Pinamar, Villa Gesell, Mar del Plata, Mar Chiquita, Mendoza y Ushuaia, que son las ciudades que ya han prohibido estos sorbetes en la Argentina.
Ampliar (1 fotos)

Comienza la prohibición de entregar sorbetes plásticos y las empresas enfrentan el desafío

A partir de mañana viernes el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la ciudad de Buenos Aires, a través de la Agencia de Protección Ambiental (Apra), prohibirá la entrega, uso y expendio de sorbetes plásticos de un solo uso en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. Quienes no cumplan con la medida podrán recibir multas que arrancan en los $5.350. Este tipo de sorbetes es el cuarto residuo plástico más común de encontrar en las costas y océanos. Según estimaciones de la Apra, solo en los patios de comidas de los shoppings de la ciudad se consumen 2.000.000 de sorbetes al mes, el equivalente a 1,7 toneladas de plástico.

"Hace 6 meses impulsamos esta resolución con el claro objetivo de lograr el abandono del uso de sorbetes. Hemos tenido una buena experiencia con las bolsas. Creemos que debemos limitar el uso de plásticos de un solo uso, que muchas veces, no es necesario y los podemos reemplazar con nuevas costumbres, más sustentables" explicó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.

Buenos Aires se sumara a Pinamar, Villa Gesell, Mar del Plata, Mar Chiquita, Mendoza, Ushuaia, que son las ciudades que ya han prohibido estos sorbetes en la Argentina. La medida alcanzará a los hoteles de cuatro y cinco estrellas, centros comerciales, locales que posean una concurrencia de más de 300 personas por evento, establecimientos pertenecientes a cadenas comerciales (cinco o más comercios bajo una misma marca), locales de baile y comercios que elaboran productos alimenticios de venta inmediata.

El 62% de la producción de plásticos se destina a productos de packaging y de un solo uso, por lo que un sorbete que se usa solo unos minutos, puede tardar entre 150 y 400 millones de años en descomponerse.


El desafío ahora lo tienen las grandes cadenas que venden comidas y bebidas a miles de personas por día, que pasan un tiempo breve en sus locales o directamente se llevan su pedido para consumirlo en otro lugar. El consumo en estos locales va de la mano con un tipo de vajilla descartable que, usualmente, es de plástico.Algo que, pareciera, está empezando a cambiar.

Arcos Dorados, que opera la marca Mc Donalds en la Argentina y otros países de América Latina, hace un año que comenzó con la iniciativa de entregar sorbetes solo a pedido en más de 2.200 locales de la región. Gracias a esta medida redujeron el uso de 200 toneladas de plástico y, particularmente en la Argentina, el uso del sorbete se redujo un 30% en sus restaurantes.

A partir de hoy la empresa dejará de entregar sorbetes al público, también eliminarán las tapas de los vasos de café y bebidas, y solo se le pondrá tapa a aquellos pedidos por Automac o Mcdelivery, aunque el recipiente contará con una nueva tapa diseñada para que no tengan que usar un sorbete y puedan beber directamente del vaso. Además la compañía reducirá plásticos de un solo uso en otros productos, como los envases de ensalada, los platos y los vasos de cortesía, que serán reemplazados por envases de polipapel y cartulina, certificados bajo normas internacionales.


"Para los clientes que pidan sorbetes, estamos haciendo pruebas con sorbetes de acero inoxidable o de papel, que han traído aciertos y desaciertos en algunos países. Pero además de los sorbetes trabajamos para reemplazar varios ítems de plástico por otros materiales. La responsabilidad asumida con el medio ambiente es parte de nuestros valores como empresa y la seguiremos desarrollando. Con este tipo de iniciativas enseñamos a millones de personas la importancia de los pequeños hábitos amigables con el planeta, para que todos seamos parte de la solución" dijo Gabriel Serber, director de Compromiso Social y Desarrollo Sustentable de Arcos Dorados a LA NACION.

Burger King, también se alineará con esta nueva normativa: "No se entregarán más sorbetes plásticos en ninguno de nuestros locales del país. Para quienes pidan la cajita mágica y para aquellos que realicen su pedido por AutoKing, la marca ofrecerá la opción de sorbetes de papel para disfrutar de todas las bebidas de forma responsable", explicaron desde la empresa a LA NACION.

Por otro lado, la marca norteamericana Starbucks, conocida por servir café en sus múltiples variantes, también se venía preparando para implementar estos cambios en favor del medio ambiente: "En el 2018, nos comprometimos a eliminar todos los sorbetes de plástico a nivel mundial para finales del 2020, reemplazándolos con una tapa sin sorbete o con sorbetes hechos de materiales alternativos. A nivel local, estamos alineados con la nueva normativa y todas las tiendas han dejado de ofrecer sorbetes plásticos que han sido reemplazados en su totalidad por sorbetes de papel", indicaron desde la empresa.

Otra de las cadenas de comida es Hell´s Pizza, que según Matías Cabrera, uno de los socios propietarios, ya dejó de utilizar sorbetes en todos sus locales y están reemplazando los vasos de plástico por unos de vidrio.

La heladería Freddo también utiliza hace unos meses sorbetes sustentables, la idea de la marca para el 2020 es reemplazar todas las cucharitas y vasos de plástico que utilizan por material sustentable. A su vez, hoy en día todas las bolsas que entregan son de material biodegradable.


Recomienda esta nota: