11/12/2019

Argentina

herencia

En ocho meses se perdieron reservas por USD 33.000 millones, un 7% del PBI

Los activos del BCRA alcanzaron un récord de USD 77.000 millones el 9 de abril. Ahora rondan los USD 44.000 millones.
En ocho meses se perdieron reservas por USD 33.000 millones, un 7% del PBI | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

En ocho meses se perdieron reservas por USD 33.000 millones, un 7% del PBI

La combinación de crisis económica e incertidumbre electoral fueron devastadores para el balance del Banco Central. Debido a la restricción de la Argentina para acceder al mercado de crédito, la salida de divisas en 2019 fue permanente y parcialmente atenuada por los giros del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el superávit de la balanza comercial.

Por otro lado, la salida de dólares se vincula con una estabilización del nivel de la deuda pública, que en los últimos dos años osciló en torno a los USD 310.000 millones, para detener el ritmo ascendente que había mostrado en 2016 y 2017.

En cuanto a las reservas internacionales del Banco Central, éstas se equilibraron cerca de los USD 44.000 millones, en una plaza con la intervención compradora del Banco Central a partir de los controles de cambio, primero con un tope de USD 10.000 mensuales para la demanda de ahorristas a partir del 1° de septiembre, y después mucho más estrictos, con un límite mensual de USD 200 a partir del 28 de octubre, definida ya la contienda electoral.

Los activos del Central registraron una fatídica serie de 67 ruedas consecutivas en descenso entre el 29 de julio y el 31 de octubre, y tocaron un piso del año en USD 43.108 millones, el 7 de noviembre, para estabilizarse cerca de ese monto, el más bajo desde el 25 de enero de 2017, ya con el control de cambios ajustado. Desde las PASO los activos restaron USD 22.525 millones (-34%), y unos USD 22.028 millones en el transcurso de 2019.

Durante los cuatro años de gestión de Mauricio Macri, las reservas internacionales exhibieron un importante incremento, de la mano de la toma de deuda pública en moneda extranjera y, a partir de mayo de 2018, del ingreso de divisas por el acuerdo stand by con el Fondo Monetario, al que se le deben unos USD 45.000 millones, a pagar a partir de 2021.

Los activos internacionales, ahora en USD 43.795 millones, aumentaron un 76,2%, desde los USD 24.862 millones del 10 de diciembre de 2015, aunque en los últimos ocho meses registraron un desplome histórico, de USD 33.686 millones o 43,5%, desde el récord histórico de USD 77.481 millones del pasado 9 de abril, cuando se hizo efectivo el ante último desembolso del FMI. Luego, el 16 de julio de este año, ingresó un último tramo del stand by, que se tradujo en una recuperación parcial de reservas que no pudo mantenerse.

Para explicar una pérdida de divisas de tal magnitud, próxima al 7% del PBI, hay que tener en cuenta que incidió principalmente el pago de deuda en moneda extranjera, junto con las ventas efectuadas por el BCRA para estabilizar el tipo de cambio y la pérdida de depósitos en dólares, dado que una porción de estos últimos se contabiliza como parte de los activos.

Los depósitos en dólares en efectivo del sector privado retrocedieron con fuerza a partir del lunes 12 de agosto, consumada la amplia victoria de Alberto Fernández en las PASO. Descendieron USD 14.158 millones (-43,6%) hasta el 5 de diciembre, último dato disponible, desde el récord de USD 32.499 millones a los 18.431 millones de dólares.

La diferencia entre los depósitos y los préstamos en dólares es el monto que integra reservas: éste se redujo en USD 8.849 millones en cuatro meses posteriores a las primarias. Los préstamos cedieron de USD 16.247 millones el 9 de agosto, previo a las elecciones primarias, a USD 10.938 millones el 4 de diciembre, un desarme de unos USD 5.300 millones que igual no llegó a compensar la pérdida de depósitos.

Por otra parte, el Banco Central realizó ventas por USD 7.460 millones en la plaza de contado entre el 12 de agosto y el 25 de octubre, que también significaron pérdida de reservas, con el objetivo de frenar el ascenso del dólar antes de las elecciones presidenciales. Confirmado el triunfo de Alberto Fernández sobre Macri, la entidad monetaria se enfocó en las compras de divisas, con un saldo neto positivo de USD 2.385 millones entre el 28 de octubre y el 4 de diciembre. Por lo tanto, la caída de reservas por esta intervención se acota a otros USD 5.075 millones desde el 12 de agosto.



Recomienda esta nota: