21/02/2020

Argentina

trastornos

Una inusual crecida del mar se devoró las playas de Mar del Plata

Los fuertes vientos provocaron una subida del nivel de las aguas que alcanzaron la línea de carpas y sombrillas. Es la segunda vez que pasa en lo que va del verano.
Una inusual crecida del mar se devoró las playas de Mar del Plata | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Una inusual crecida del mar se devoró las playas de Mar del Plata

El nivel del mar en algunos balnearios de la ciudad de Mar del Plata tuvo entre la noche del jueves y la mañana de este viernes una importante crecida que provocó que el agua llegara a la primera linea de carpas y sombrillas.

La crecida se registró luego de una alerta emitida por el Servicio de Hidrografía Naval (SHN) y, en algunos balnearios de Mar del Plata, el agua alcanzó y superó las primeras líneas de carpas.

El Centro de Prevención de Crecidas del SHN, dependiente del Ministerio de Defensa de la Nación, advirtió sobre el fenómeno en las últimas horas del jueves, previsto para toda la zona atlántica.

En su informe, volcado en un “aviso por crecida”, el organismo se refirió a “una tendencia ascendente” en la marea durante la mañana, “entre Mar del Plata y San Clemente del Tuyú”, de hasta “un metro sobre los valores indicados en las tablas de mareas”.

Por segunda vez en lo que va del verano, en algunos balnearios de Punta Mogotes, Playa Grande y La Perla, entre otras zonas, el nivel del mar alcanzó entre la madrugada y esta mañana las primeras líneas de carpas y cubrió prácticamente en su totalidad el área de playa pública.

La situación se percibe a lo largo de todo el litoral costero. En la ciudad, los balnearios del sur fueron algunos de los más castigados por el avance de la marea, donde la orilla se corrió entre 50 y 70 metros en algunos puntos y llegó hasta las carpas en varios sectores, anulando la playa pública en su amplia extensión y cubriendo para de la infraestructura privada.

Un fenómeno similar, con una fuerte crecida del mar, se registró a mediados de enero de este año, cuando también varias playas públicas fueron devoradas por la marea y el agua alcanzó los pasillos distribuidos entre las carpas de distintos balnearios.



Recomienda esta nota: