26/03/2020

Argentina

CON MALAS PALABRAS

El insólito pedido de la hija de Florencia Kirchner

La hermana de Máximo contó en sus redes sociales sobre la particular inquietud de Helena, su nenita de cinco años.

En plena cuarentena, los niños suelen sorprender a los adultos con sus ocurrencias y salidas en medio de un inusual contexto, y esta familia no es la excepción.


Según contó en su cuenta de Instagram, Florencia Kirchner recibió un reclamo muy particular de su hija, Helena, de tan solo cinco años de edad.


"Quiero otra hija, pelotuda", le dijo la pequeña a su mamá, que contó este insólito diálogo compartiendo una captura de un chat de whatsapp.


"Helena me acaba de decir: 'Quiero otra hija pelotuda' ¡Eso! ¿Y vos me decís que te querés abrir un canal de YouTube? Necesito que todos volvamos a cuando estaba en el hospital y me traían ideas pacificas, por favor", le escribió la hija de Néstor Kirchner a uno de sus contactos. "Jajaajaj, cómo otra hija, me estallo", le respondieron.


Además de la captura, la publicación incluyó una selfie suya frente a un espejo y un extenso texto.




Ver esta publicación en Instagram

Autoficción (qué definición horrible) de la noche de ayer. No entendía si lo que tenía puesto era ropa o un pijama, por lo que me fui a sacar una foto y tomé noción que todavía no había lavado el espejo. Pero le tiré un filtro blanco y negro a la imagen porque me gustaba como salía el pelo (todo desastroso) y se la mandé a Z. Después de eso, salgo de la habitación y Helena me grita: ¡QUIERO OTRA HIJA PELOTUDA! (Hija pidiendo hijas. Hija diciendo pelotuda) Fa me mandó mensajes con delirio de Youtuber. El chat con Ileana no se puede mostrar acá, y qué manga de privilegiados lxs que tenemos un espacio político como lo es la casa para atravesar esta situación. Venimos de cuatro años de tierra arrasada (como se titula la película) Hay gran parte de la población que no lo puede llevar así, de esta forma que abunda en las redes. El chiste del encierro y el perreo frente a la cámara les queda lejos, muy lejos. Nosotrxs, lxs que tuvimos la suerte como punto de partida, tenemos una doble responsabilidad. No vayas quince veces a supermercado, ni veinte a sacar al perro. Y cuando esto se calme, amplia, como me gusta escribir, voy a juntarles letras sobre gente que está todo el año encerrada: lxs locxs y lxs enfermxs. E incluso en rangos, con muchxs más privilegios algunxs, como me pasó a mí: seis meses sin pisar la calle, pero rodeada de cristal. Me inflo en rabia porque están ellxs, lxs que nadie quiere mirar. Silenciada existencia bajo luces blancas y beso al colchón. Anhelo también recitales en vivo para ellxs. Les aseguro que pueden sentirse más movilizados por la música que cualquier cuerdo. No voy nunca contra la risa. Menos contra el drama. Usen, usemos. No perdamos de vista el humor ni el pensamiento dramático (¿se puede sin reír?) pero no se olviden: existen otrxs todo el año. Y ya sé, ya sé, nadie estaba preparadx para esta pandemia tan epifánica como el cuerpo emergente de la lámpara, pero es hora de que aprendan a estar preparados para lxs que no son como ustedes. Unx se puede hacer nacer la empatía. Y cuando se pueda salir, quizás, queramos hacer cosas mejores, ver a otrxs más de cerca, y no leer solo en cuarentena. QUEDATE EN CASA #Sosresponsable

Una publicación compartida por Florencia Kirchner (@florenciakf) el



Recomienda esta nota: