18/05/2020

Argentina

CUARENTENA

Preocupa la nueva cifra de contagiados en la Villa 31

Las dos nuevas muertes alertaron al populoso barrio de Buenos Aires y sus alrededores.

Las muertes de la vocera de la Garganta Poderosa, Ramona Medina, de 42 años, y del coordinador del comedor "Estrella de Belén", Víctor Giracoy, de 60, referentes sociales del barrio 31, llevó más preocupación sobre el coronavirus a los vecinos del barrio Padre Mugica, que pedirán que se declare la "emergencia sanitaria" en el lugar que ya contabiliza 851 casos de coronavirus, casi el 71 por ciento del total en los barrios populares porteños.

Según datos suministrados ayer por el gobierno de la Ciudad, los 1.201 casos totales en los barrios vulnerables representan el 32 por ciento del total en la ciudad de Buenos Aires, que son 3.706.

Ramona Medina, la vocera de la Garganta Poderosa que era insulinodependiente y había contraído coronavirus en el barrio 31 de Retiro después de 12 días sin agua, murió ayer en un hospital de la Ciudad, tras permanecer tres días internada y con toda su familia contagiada, entre ellos una hija con discapacidad múltiple, según informó la organización en un texto publicado ayer titulado "Nos mataron a Ramona".

"Ramona les dijo en tiempo pasado, todo eso que nos cansamos de gritar durante dos meses, todo eso que no quisieron escuchar (...) ni cuando dejaron 12 días al barrio sin agua, ni cuando gritó desesperada que tenía siete personas de riesgo viviendo hacinadas", escribió el militante de La Poderosa Nacho Levy.

Coordinadora de Salud de la Casa de la Mujer en el barrio 31, Ramona Medina había salido en varios programas de televisión las últimas semanas clamando por el restablecimiento del servicio de agua potable, que ponía en riesgo de contraer coronavirus a todo el barrio, pero también a ella y a los integrantes de su familia.


Una cifra que duele

Víctor Giracoy, referente de más de 25 años en el comedor "Estrella de Belén" del barrio 31 de Retiro, falleció anteayer luego de contraer coronavirus, según informó el Comité de Crisis de ese barrio.

"Tenía casi 60 años y era una persona de riesgo porque tenía diabetes y obesidad. Estaba internado desde el domingo pasado. Creemos que se contagió en el comedor, pero no sabemos bien", dijo Héctor Guanco, integrante del comité, y agregó que "Víctor era muy bueno, lo querían mucho en el barrio".

"Era un referente del barrio, desde la época de la dictadura. Era una persona indiscutible", dijo Emilia, otra integrante del Comité de Crisis Barrio Padre Mugica.





Recomienda esta nota: