21/05/2020

Argentina

CORONAVIRUS

Cuarentena: se viene un ajuste muchísimo más estricto en el AMBA

El anuncio se hará el sábado tendrá, pero trascendieron cómo será desde el lunes el área metropolitana.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, analizó la situación con sus colegas del área metropolitana y los ministros de Transporte, Salud y Seguridad de ambas administraciones. Alberto Fernández anuncia la nueva etapa el sábado, después de escuchar a los expertos.

Los participantes de la reunión se enteraron del fuerte aumento del número de contagios mientras promediaba el encuentro.

“Es un número alto, preocupa”, avisó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, que salió por dos minutos del Salón de las Mujeres Argentinas para ir al baño, pasadas las 7 y media de la tarde.

El reporte oficial de este jueves fue récord: 648 nuevos casos positivos de coronavirus, de los cuales 379 pertenecen a la Ciudad y 213 a la Provincia.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, reunió en el primer piso de la Casa Rosada a sus pares de Ciudad y Provincia y a los ministros nacionales, porteños y bonaerenses de Salud, Transporte y Seguridad para empezar a ultimar detalles de la extensión del aislamiento que Alberto Fernández anunciará este sábado con foco en tres ejes: un ajuste muchísimo más estricto en el transporte público del AMBA, que desde la semana próxima quedará acotado solo para trabajadores esenciales, un control epidemiológico más férreo en los barrios populares y la decisión de no habilitar ninguna nueva actividad.

Es decir, colectivos y trenes, que solo quedará reservado para trabajadores esenciales, como médicos o integrantes de las fuerzas de seguridad.

 

Sobre algunas actividades

La provincia de Buenos Aires definirá por estas horas que dará marcha atrás en la habilitación de algunos rubros a los que había empezado a darles luz verde en algunos distritos, como la construcción privada o el personal doméstico, cuyos protocolos se terminaban de ultimar.

La clave de la nueva extensión del aislamiento, decretado por primera vez hace dos meses -el jueves 19 de marzo-, tendrá su epicentro en el transporte público y los barrios humildes, que en las últimas semanas se convirtieron en el foco del virus, en especial en la Ciudad: 235 de los 379 nuevos casos porteños radican en las villas. De esos 235, 114 son del Barrio 31. Y 29 de la 11.11.14.

Kicillof ya había adelantado en la semana que no estaba convencido del nivel de apertura de actividades en territorio porteño porque, según subrayó, provoca una mayor afluencia de bonaerenses a la Ciudad. “Si en la Ciudad van a abrir los comercios, que no vaya a trabajar la gente de la provincia de Buenos Aires”, resaltó.

A la discusión en torno al transporte público, principal foco infeccioso, se sumó además en los últimos días la concentración de casos en los asentamientos de la Ciudad, según las autoridades locales explicado por mayores testeos y mayor densidad poblacional.

Ayer, de todos modos, el ministro de Salud, Ginés González García, había criticado los operativos en el Barrio 31, que lidera el ranking de casos positivos en la Ciudad. “Faltó un sistema de vigilancia que detectara más rápido lo que pasaba”, subrayó.




Recomienda esta nota: