28/07/2020

Argentina

CONGELAMIENTO DE PRECIOS

Los supermercados chinos iniciaron un "boicot" contra La Serenísima por "aumentos encubiertos"

El Gobierno Nacional extendió el congelamiento de precios en los lácteos, pero los comerciantes orientales aseguran que les cobran un concepto extra como "flete".

El congelamiento de precios que impulsa el Gobierno ya tiene sus primeras grietas. Los autoservicios chinos convocaron a un boicot contra La Serenísima, acusando a la empresa de querer aplicarles un aumento exclusivo a su canal.


En la última semana en las heladeras de los supermercados orientales empezaron a aparecer algunos faltantes de productos de La Serenísima y carteles que explicaban los problemas de abastecimiento como una medida de protesta contra la empresa. Concretamente, los autoservicios chinos acusan a Mastellone Hnos. (la empresa dueña de La Serenísima) de querer aplicarles un cargo nuevo de 3% en concepto de "gastos de flete".

Los chinos aseguran que la medida busca encubrir un aumento disfrazado de precios que viola la política de Precios Máximos que impulsa el gobierno nacional y que extendió el congelamiento de precios al menos hasta el 31 de agosto.

Desde Mastellone Hnos. negaron de plano cualquier discriminación contra el canal chino. "El aumento del flete no solo se aplica para los autoservicios chinos sino a todos los comercios. Y se trata de una suba de solo un 3% que no tendría que verse reflejado en el precio que paga el consumidor", explicaron en la compañía.

La leche mantenía su precio congelado desde hace ocho meses y recién hace un par de semanas el Gobierno nacional le había autorizado a Mastellone una suba del 3% en el marco de una serie de aumentos concedidos a algunas empresas dentro del programa de Precios Máximos. En Mastellone explicaron que igualmente esta suba no alcanzó a compensar sus costos. "En lo que va del año nuestros costos, incluyendo la logística y el flete, acumularon una suba del 28%", señalaron en la empresa.

Los supermercados orientales además se quejan de que el aumento solo se aplica para su canal y constituye una pérdida de competitividad del sector frente a las grandes cadenas de supermercados que quedaron excluidas de los "gastos de flete".

"Los chinos no aceptan un aumento disfrazado de la Serenísima y van a iniciar un boicot para defender el interés de todos los consumidores", señaló Andrés Chen, vicepresidente de Casrech, una de las cámaras que reúne a los autoservicios de la colectividad.

Los comerciantes orientales sostienen que el aumento aplicado por La Serenísima va en contra del congelamiento que impulsa el gobierno nacional

"El lunes 20 de julio recibimos directamente en la factura el aumento del 3% en concepto de flete y como no lo podemos trasladar decidimos dejar de comprar productos de La Serenísima. La verdad es que no te entendemos porque nos quieren cobrar el flete por separado", explicó Lin Nico, dueño de un supermercado del barrio de Nuñez.

En Casrech sostienen que el boicot se inició en la última semana entre los comerciantes de Lanús y que rápidamente se fue extendiendo a otras zonas del conurbano y ahora está llegando al interior del país.

"Cientos de supermercados chinos se sumaron a la medida. Entendemos que La SerenÍsima tenga que aumentar sus precios porque sus costos subieron. Lo que no podemos aceptar es que no quieren aplicar el aumento solo a nosotros", señalaron.

Fuente: La Nación



Recomienda esta nota: