04/08/2020

Argentina

PREVENCIÓN

Tratan de desalentar la circulación en las calles de Santiago

Un caso de coronavirus en la capital santiagueña, reactivó las alarmas.

Corresponsalía Santiago del Estero. De repente el coronavirus llegó a esta capital, con un caso detectado a unas cuantas cuadras de la plaza Libertad, en el barrio Colón. Esto provocó un aumento en los controles de tránsito en las calles, una forma de restringir la circulación de gente que, en los últimos días se paseaba despreocupada por la ciudad.

Fue el propio gobernador Gerardo Zamora quien, ayer a la tarde confirmó un hisopado positivo de una persona de apellido Ávila. Al parecer esta persona no viajó a otra provincia ni al exterior, pero tuvo contacto con dos gendarmes, inquilinos en su mismo domicilio y de quienes se sospecha que fue contagiado.

Está aislado en una sala de internación en el hospital Independencia.

En toda la ciudad se reactivaron los viejos retenes existentes durante el tiempo más duro de la cuarentena, y se instalaron otros para reducir lo más posible, la circulación de gente por las calles, desalentando a quienes no tienen urgencia por salir de sus casas.

A su vez Ávila tuvo contacto con 11 familias de Santiago, La Banda y Doña Luisa, en el departamento Guasayán, y hay temor en las  autoridades, pues el virus podría estar desperdigado por la provincia. Esto llevó a renovar las advertencias desde el comienzo de la pandemia, quedarse en sus domicilios y no salir a la calle, a menos que sea estrictamente necesario.

Mientras, el subsecretario de Salud de la provincia César Monti, advirtió, en una  entrevista radial: “Todas las camas en los centros de aislamiento de la capital están ocupadas”.

La buena noticia es que el hombre infectado no tuvo contactos en su trabajo, en el obrador del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo, porque no estaba concurriendo desde hace unas semanas. Pero no se descartaba que más personas debieran aislarse preventivamente.



Recomienda esta nota: