05/08/2020

Argentina

AMBIENTE

El viento trasladó el humo y el olor a quemado del Delta a la Ciudad de Buenos Aires

Ecologistas de Entre Ríos y Santa Fe denunciaron la quema intencional de pastizales y se movilizaron para generar conciencia sobre el daño.

Una densa columna de humo cubrió el cielo de la Ciudad de Buenos Aires esta mañana. El fenómeno, acompañado por un fuerte olor a quemado, generó reacciones de vecinos de distintos barrios que empezaron a alertar sobre el fenómeno en redes sociales.
Fuentes oficiales confirmaron a Infobae que las estaciones de medición del aire registraron este miércoles un cambio en el sentido del viento que provocó el ingreso de partículas a la Capital Federal que podrían estar vinculadas a los incendios que se produjeron recientemente en el Delta.
El humo no es nocivo para la salud. De hecho, si se compara la calidad del aire con las mediciones realizadas antes del inicio de la cuarentena, el 20 de marzo, los registros arrojan mejores indicadores actualmente, precisaron desde la Secretaría de Ambiente.
En un comunicado oficial, el gobierno aseguró que en los valores relevados se encuentra que el Material Particulado (PM10) está comenzando a subir. Se denomina de esa forma a una mezcla de partículas líquidas y sólidas, de sustancias orgánicas e inorgánicas, que se encuentran en suspensión en el aire. En cuanto a los valores del monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno los mismos se mantienen estables y bajos.
La administración de Horacio Rodríguez Larreta monitorea la calidad de aire a través de tres estaciones de control que se encuentran en Parque Centenario, La Boca y Córdoba y Rodríguez Peña. Estas estaciones hacen el seguimiento del monóxido de Monóxido de Carbono (CO), Óxidos de Nitrógeno Totales (NOx), Dióxido de Nitrógeno (NO2) y Material Particulado menor a 10 micrones (PM10).

Una densa columna de humo cubrió el cielo de la Ciudad de Buenos Aires esta mañana.

El fenómeno, acompañado por un fuerte olor a quemado, generó reacciones de vecinos de distintos barrios que empezaron a alertar sobre el fenómeno en redes sociales.

Fuentes oficiales confirmaron al sitio Infobae que las estaciones de medición del aire registraron este miércoles un cambio en el sentido del viento que provocó el ingreso de partículas a la Capital Federal que podrían estar vinculadas a los incendios que se produjeron recientemente en el Delta.

El humo no es nocivo para la salud. De hecho, si se compara la calidad del aire con las mediciones realizadas antes del inicio de la cuarentena, el 20 de marzo, los registros arrojan mejores indicadores actualmente, precisaron desde la Secretaría de Ambiente.
En un comunicado oficial, el gobierno aseguró que en los valores relevados se encuentra que el Material Particulado (PM10) está comenzando a subir.

Se denomina de esa forma a una mezcla de partículas líquidas y sólidas, de sustancias orgánicas e inorgánicas, que se encuentran en suspensión en el aire. En cuanto a los valores del monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno los mismos se mantienen estables y bajos.

La administración de Horacio Rodríguez Larreta monitorea la calidad de aire a través de tres estaciones de control que se encuentran en Parque Centenario, La Boca y Córdoba y Rodríguez Peña.

Estas estaciones hacen el seguimiento del monóxido de Monóxido de Carbono (CO), Óxidos de Nitrógeno Totales (NOx), Dióxido de Nitrógeno (NO2) y Material Particulado menor a 10 micrones (PM10).

Ecologistas de Entre Ríos y Santa Fe denunciaron la quema intencional de pastizales y se movilizaron para generar conciencia sobre el daño que generan estos focos al medio ambiente y a la salud de las personas. 



Recomienda esta nota: