06/08/2020

Argentina

CASO

La Corte Suprema fijó la condena de Luis D’Elía por la toma de la comisaría

El máximo tribunal rechazó el recurso extraordinario que presentó el dirigente piquetero. Así, la condena quedó firme.

La Corte Suprema de Justicia rechazó por unanimidad el recurso extraordinario que presentó Luis D’Elía contra la condena por haber tomado la comisaría 24 de la Boca en el año 2004. Mediante la aplicación de la fórmula del artículo 280, la condena de tres años y nueve meses de prisión quedó firme.
El Tribunal Oral Federal 6 había dictado la pena por los delitos de atentado a la autoridad, instigación a cometer delitos, lesiones leves a la Policía Federal, usurpación y privación ilegal de la libertad. Cuando lo condenaron, el dirigente piquetero atribuyó la decisión de los jueces a una “pura venganza oligárquica del macrismo”.

La Corte Suprema de Justicia rechazó por unanimidad el recurso extraordinario que presentó Luis D’Elía contra la condena por haber tomado la comisaría 24 de la Boca en el año 2004.

Mediante la aplicación de la fórmula del artículo 280, la condena de tres años y nueve meses de prisión quedó firme.

El Tribunal Oral Federal 6 había dictado la pena por los delitos de atentado a la autoridad, instigación a cometer delitos, lesiones leves a la Policía Federal, usurpación y privación ilegal de la libertad. Cuando lo condenaron, el dirigente piquetero atribuyó la decisión de los jueces a una “pura venganza oligárquica del macrismo”.

“Volveremos, Cristina presidente, carajo. Patria o muerte, venceremos. Libertad a todos los presos políticos”, exclamó en su momento el condenado. En ese sentido, su defensa interpuso un recurso de queja, que fue rechazado, por lo que ya no quedan recursos pendientes.

Desde el 5 de abril pasado, el líder piquetero de 63 años cumple su condena en prisión domiciliaria por formar parte del grupo de riesgo considerado en la pandemia por el coronavirus. Fuera de la cárcel, contrajo Covid-19, por lo que estuvo internado ocho días en el Sanatorio Otamendi. Luego, continuó en su casa.





Recomienda esta nota: