14/08/2020

Argentina

CONGRESO

Proponen retirar ofertas de golosinas de las cajas de supermercados del país

Un diputado nacional presentó un proyecto que busca promover conductas y consumos saludables, a pesar del rechazo de las cámaras empresarias y productoras de golosinas y supermercadistas.

El diputado nacional de Juntos por el Cambio Héctor Stefani presentó un proyecto de ley para prohibirtodo tipo de oferta de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar o jarabe de maíz de alta fructosa” en las líneas de cajas de supermercados e hipermercados de todos el país.

La iniciativa establece el retiro de todo tipo de golosinas y productos azucarados “en proximidades inmediatas y de hasta tres metros de las cajas registradoras”.

Según detalló Stefani, el proyecto fue presentado en sintonía con la iniciativa de etiquetado frontal de alimentos y bajo el “impulso de políticas de consumo saludable”.


Ejemplos en otros países

El Reino Unido fue uno de los primeros países en prohibir la venta de dulces para reducir la obesidad infantil. La propuesta del Gobierno británico buscar contribuir a la lucha contra ese flagelo y sostienen que de esa manera, se les brinda más “poder” a los padres para decidir sobre los alimentos que compran a los pequeños.

El diputado fueguino pretende que los productos con “exceso de ingredientes que puedan resultar nocivos para la salud” no estén al alcance en el último impulso de compra en los supermercados.

“Las enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, el cáncer, o enfermedades cardiovasculares, tienen mucha vinculación con lo que comemos”, fundamentó Stefani y agregó: “La Argentina firmó acuerdos internacionales en los que se compromete a trabajar en la prevención y el cuidado de la salud. Esta ley predica eso, tiene como objeto nutrirnos mejor y prevenir enfermedades”.

“La mal nutrición está incrementando los niveles de obesidad infantil. En Argentina las cifras son preocupantes y en mi provincia, Tierra del Fuego, más aún, porque a la ingesta de calorías vacías le sumamos poca actividad física”, explicó el legislador fueguino y afirmó que si no nos ocupamos de su nutrición hoy, la consecuencia serán chicos con grandes problemas de salud en el futuro.

El parlamentario se explayó sobre el marketing que tienen los alimentos con alto contenido de azúcares y dijo: "Es desleal para con el cliente que en el momento que estamos esperando para pagar nuestros alimentos, nos bombardeen con productos que dañan nuestra salud y nos obliguen a pasar por ellos a último minuto”.

A su vez, remarcó la necesidad de educarnos en materia nutricional porque es parte del sistema de salud: “Cuando te enfermaste y te curan ya es tarde. Hay que trabajar en la prevención y una parte fundamental es la nutrición”, finalizó Stefani.


El rechazo de empresas

La propuesta Stefani ya tuvo recepción en otros distritos, aunque despertó fuertes rechazos de las cámaras empresarias y productoras de golosinas y supermercadistas.

En la Argentina ya se aprobaron medidas parecidas en las provincias de Neuquén, La Pampa y Río Negro y en las ciudades chubutenses de Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia. Pero también se presentaron iniciativas similares en Santa Fe y Entre Ríos.




Recomienda esta nota: