25/08/2020

Argentina

POSTURA

Ahora Duhalde se desdice sobre el golpe de Estado: "Se me fue la lengua"

El expresidente intentó mostrarse arrepentido de la frase y dijo que quiso llamar la atención.

El ex presidente Eduardo Duhalde intentó mostrarse arrepentido de haber dicho que en la Argentina se aproximaba un golpe de Estado y que no iban a haber elecciones legislativas el próximo año. Además confesó que una vez vio un río en Olivos cuando la coyuntura de su presidencia afectó la percepción de la realidad. 
"Muy posiblemente que influenciado como estamos todos los dirigentes por esta pandemia. A veces a algunos se le va la lengua por decir las cosas que piensa y que no debería decir", afirmó Duhalde en Crónica TV para mostrar una poco creíble marcha atrás sobre sus dichos, que fueron altamente repudiados por el gobierno nacional y la oposición a lo largo de todo este martes.
El ex gobernador bonaerense luego reconoció que quiso llamar la atención sobre lo que pasaba en la Argentina y la posibilidad "de que exista un proceso anárquico". En la entrevista afirmó que dialogó con el presidente sobre el tema. Duhalde es un hombre muy cercano a Techint y al Grupo Clarín, formuló estas declaraciones en varias oportunidades entre el fin de semana y el martes, ratificó su postura que en Argentina se venían momentos de inestabilidad democrática y lo hizo poco tiempo después de que el Gobierno asestara un duro golpe a los intereses económicos de los accionistas de Clarín con el DNU a favor de los usuarios de telefonía móvil, internet y TV por cable. 
Poco tiempo atrás, otro hombre de buenos vínculos con el tándem Techint-Clarín, formuló declaraciones en ese tono. Se trata del radical Ernesto Sanz, eterno candidato presidencial del establishment económico (pero no de la sociedad) quien en una charla vía Zoom con otros dirigentes de Juntos por el Cambio se preguntó, ante la situación económica heredada del gobierno de Macri: "¿Cuánto tarda esto en explotar?"

El expresidente Eduardo Duhalde intentó mostrarse arrepentido de haber dicho que en la Argentina se aproximaba un golpe de Estado y que no iban a haber elecciones legislativas el próximo año. 

"Muy posiblemente que influenciado como estamos todos los dirigentes por esta pandemia. A veces a algunos se le va la lengua por decir las cosas que piensa y que no debería decir", afirmó Duhalde en Crónica TV para mostrar una poco creíble marcha atrás sobre sus dichos, que fueron altamente repudiados por el gobierno nacional y la oposición a lo largo de todo este martes.

El ex gobernador bonaerense luego reconoció que quiso llamar la atención sobre lo que pasaba en la Argentina y la posibilidad "de que exista un proceso anárquico".

En la entrevista afirmó que dialogó con el presidente sobre el tema.

Según publica el sitio El Destape web, Duhalde es un hombre muy cercano a Techint y al Grupo Clarín, formuló estas declaraciones en varias oportunidades entre el fin de semana y el martes, ratificó su postura que en Argentina se venían momentos de inestabilidad democrática y lo hizo poco tiempo después de que el Gobierno asestara un duro golpe a los intereses económicos de los accionistas de Clarín con el DNU a favor de los usuarios de telefonía móvil, internet y TV por cable. 

Poco tiempo atrás, otro hombre de buenos vínculos con el tándem Techint-Clarín, formuló declaraciones en ese tono. Se trata del radical Ernesto Sanz, eterno candidato presidencial del establishment económico (pero no de la sociedad) quien en una charla vía Zoom con otros dirigentes de Juntos por el Cambio se preguntó, ante la situación económica heredada del gobierno de Macri: "¿Cuánto tarda esto en explotar?"



Recomienda esta nota: