26/08/2020

Argentina

PROTOCOLO

Cuáles son las recomendaciones de Salud para poder acompañar a pacientes con coronavirus en sus últimos días

Se estableció la manera en la que se procederá para que los infectados graves puedan sentirse acompañados.

El Ministerio de Salud dio a conocer sus recomendaciones para que pacientes con Coronavirus que transitan sus últimos días de vida puedan ser acompañados por allegados "preferentemente" de entre 18 y 60 años "con buena salud general".


En ese sentido, las autoridades sugierieron que todos los establecimientos de salud deben conformar "un equipo específico para estas situaciones", que "debería incluir médicos/as, enfermeros/as, profesional de la salud mental, profesional social (trabajador/a social por ejemplo), entre otros/as".

Estas recomendaciones, elaboradas con los aportes de sociedades científicas, organizaciones de la sociedad civil, de pacientes y universidades, "pretenden lograr una mirada federal y multidisciplinaria contemplando una situación epidemiológica dinámica y la evidencia científica disponible aportandonuevos conocimientos en relación al SARS-CoV-2 con los que no se contaba al inicio de la pandemia", se explicó.

"Las personas infectadas con Covid-19, una vez que son hospitalizadas, se quedan solas en una habitación, y, al ser transferidas a unidades de cuidados intermedios o intensivos, pierden por completo la conexión con sus familiares y amigos", se describió.

El protocolo establece una estrategia de comunicación que deben considerar "quién será interlocutor del equipo que se contactará con las familias" e indicarán "cómo se llevará adelante el acompañamiento presencial". Entre las condiciones que deben cumplir los acompañantes se encuentran "tener preferentemente entre 18 y 60 años de edad, gozar de buena salud en general, y no tener factores de riesgo".

Al familiar o allegado, "se debería brindar la posibilidad de contactarse a través de dispositivos digitales con comunicaciones o videollamadas", pero "siempre que la condición del paciente lo permita".

También define "la necesidad de elaborar un consentimiento que aclare el riesgo potencial y explique los procedimientos permitidos y desaconsejados".

Para la persona designada se recomienda que "reciba apoyo y contención de especialistas en salud mental en el manejo de situación de final de vida y duelo" y para el equipo de salud involucrado, "que se generen espacios para escucha activa, contención individual y para líderes de equipos".

El propósito de estas estrategias, se subrayó, es habilitar "entornos más empáticos" y permitir a los pacientes "afrontar el proceso final de su vida con dignidad y permitir a familiares/allegados la posibilidad de despedida presencial de sus seres queridos".



Recomienda esta nota: