27/08/2020

Argentina

EXPECTATIVA

¿Llega la tormenta de Santa Rosa para el norte argentino? qué dice el SMN

Lleva este nombre por ocurrir en los cinco días previos o posteriores a la celebración religiosa de Santa Rosa de Lima, el 30 de agosto.

Todo parece indicar que 2020 entrará en el registro de los años que contaron con la presencia de la única tormenta que tiene nombre propio: Santa Rosa.   
Lleva este nombre por ocurrir en los cinco días previos o posteriores a la celebración religiosa de Santa Rosa de Lima, el 30 de agosto. Pero, ¿cómo es posible que una tormenta ocurra siempre más o menos en la misma fecha? Bueno, acá valen dos aclaraciones importantes.
Primero. Por estos días, la primavera empieza a pedir pista. Es completamente esperable que las primeras irrupciones de aire cálido se topen con el invierno que aún está en escena, y como resultado se produzcan tormentas. El aire cálido y húmedo -que es más propio de la primavera y el verano- es un ingrediente fundamental para la generación de sistemas convectivos, y es por eso que hay muchas más tormentas en épocas estivales que en invierno.
Segundo. Una lluvia, por más intensa que sea, no puede arrogarse el título de tormenta. A esta categoría se llega, sí y sólo sí, la observación meteorológica registra actividad eléctrica. Sean truenos o relámpagos. Dicho de otro modo, para que se compute un día “con tormenta”, no es requisito que llueva. En cambio, sí es indispensable que se registre actividad eléctrica en alguna de sus manifestaciones: rayos, relámpagos, truenos.
Los pronósticos indican que 2020 tendrá su Santa Rosa, y que podríamos tener precipitaciones en el orden de los 40 milímetros de manera puntual. Se trataría, al menos, de un alivio para la situación de sequía extrema y propagación de incendios que atraviesan algunas regiones del país. 

Según el Servicio Meteorológico Nacional, todo parece indicar que 2020 entrará en el registro de los años que contaron con la presencia de la única tormenta que tiene nombre propio: Santa Rosa.   

El Servicio Meteorológico Nacional renovó una alerta por tormentas fuertes para la provincia de Buenos Aires, sudeste de Córdoba, sur de Entre Ríos, noreste de La Pampa, centro y sur de Santa Fe, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Río de la Plata.

Entre el sábado 29 y domingo 30 se espera que llegue al norte del país una tormenta seca con ráfagas de más de 50 km/h e intenso frío.

"Santa Rosa", lleva este nombre por ocurrir en los cinco días previos o posteriores a la celebración religiosa de Santa Rosa de Lima, el 30 de agosto. Pero, ¿cómo es posible que una tormenta ocurra siempre más o menos en la misma fecha? Bueno, acá valen dos aclaraciones importantes.

Primero. Por estos días, la primavera empieza a pedir pista. Es completamente esperable que las primeras irrupciones de aire cálido se topen con el invierno que aún está en escena, y como resultado se produzcan tormentas.

El aire cálido y húmedo -que es más propio de la primavera y el verano- es un ingrediente fundamental para la generación de sistemas convectivos, y es por eso que hay muchas más tormentas en épocas estivales que en invierno.

Segundo. Una lluvia, por más intensa que sea, no puede arrogarse el título de tormenta. A esta categoría se llega, sí y sólo sí, la observación meteorológica registra actividad eléctrica. Sean truenos o relámpagos.

Dicho de otro modo, para que se compute un día “con tormenta”, no es requisito que llueva. En cambio, sí es indispensable que se registre actividad eléctrica en alguna de sus manifestaciones: rayos, relámpagos, truenos.

Los pronósticos indican que 2020 tendrá su Santa Rosa, y que podríamos tener precipitaciones en el orden de los 40 milímetros de manera puntual.

Se trataría, al menos, de un alivio para la situación de sequía extrema y propagación de incendios que atraviesan algunas regiones del país, como el caso del norte del país, y en provincias como Tucumán y Santiago del Estero, donde se atraviesa una fuerte sequía y quema de pastizales. 



Recomienda esta nota: