31/08/2020

Argentina

MEMORÁNDUM

Cancillería atrasó el acuerdo de producción porcina y promete cambiar pautas ambientales

Se firmará en noviembre y las ONG ambientalistas pidieron detalles del proyecto.

Mientras el Gobierno avanza en el megaproyecto para exportar carne porcina a China, el Memorándum de Entendimiento que debía firmarse mañana, se demorará hasta noviembre.
             
En medio de estas negociaciones, hubo por estos días un aluvión de críticas recibidas por el impacto ambiental que generará el eventual acuerdo para proveerle carne de cerdo a China
"Hemos incorporado especialmente al Memorándum de Entendimiento con China un artículo donde se asegura el respeto de las leyes de protección ambiental, los recursos naturales y la bioseguridad. Por eso, su firma se atrasará hasta noviembre", se expresó en dicho espacio.
Esto se debe a que hubo una gran oposición de ambientalistas que reclaman "no al acuerdo con China", por lo tanto, aún no está definido pero que "ya está cerrado el tema y se está avanzando", indicaron desde Cancillería.

Mientras el Gobierno avanza en el megaproyecto para exportar carne porcina a China, el Memorándum de Entendimiento que debía firmarse mañana, se demorará hasta noviembre.             

En medio de estas negociaciones, hubo por estos días un aluvión de críticas recibidas por el impacto ambiental que generará el eventual acuerdo para proveerle carne de cerdo a China.

"Hemos incorporado especialmente al Memorándum de Entendimiento con China un artículo donde se asegura el respeto de las leyes de protección ambiental, los recursos naturales y la bioseguridad. Por eso, su firma se atrasará hasta noviembre", se expresó en dicho espacio.

Esto se debe a que hubo una gran oposición de ambientalistas que reclaman "no al acuerdo con China", por lo tanto, aún no está definido pero que "ya está cerrado el tema y se está avanzando", indicaron desde Cancillería.

Respecto de las características de esta modificación, la respuesta formal consistió en exponer que el memorándum -con las pautas ahora incorporadas- "promueve las buenas prácticas ambientales para que las actividades no sólo sean respetuosas de las leyes ambientales sino que además contribuyan a promover la salud de los ecosistemas y la protección de los recursos naturales en las regiones directamente involucradas".

El proyecto en cuestión, que contemplaría desembolsos asiáticos por casi 4.000 millones de dólares, procura garantizarle a China hasta 900.000 toneladas anuales de carne de cerdo y contempla el desarrollo de mega granjas con capacidad para albergar a 300.000 hembras.


Detalles del proyecto

La intención del Gobierno, de acuerdo a un documento que publicó iProfesional, es impulsar granjas de 12.000 "madres" dotadas con plantas de prensado de soja y maíz transgénicos -para la alimentación del ganado porcino-, instalaciones de balanceado, frigoríficos para la exportación de lo faenado y áreas de empaque.

Los módulos en cuestión se instalarán en zonas dotadas con establecimientos agropecuarios de, como mínimo, 100 hectáreas. Y en puntos del país que garanticen la disponibilidad de al menos 17.000 hectáreas de maíz y soja. Este aspecto recorta las posibilidades de las provincias que carecen de estos transgénicos para el forraje.



Impacto ambiental

Los puntos de cría promoverían en muy poco tiempo un caudal de nacimientos cercano a las 6 millones de cabezas anuales.

Semejante volumen, exponen distintas organizaciones sociales y ambientalistas, derivaría en un nivel de contaminación inédito en agua y suelos.

Según reportes de Greenpeace, en países de producción porcina intensiva como México los establecimientos como los que pretende promover el Gobierno generan emisiones diarias de gases letales -dióxido de carbono y metano, entre otros- en un rango similar al funcionamiento, en simultáneo, de millones de vehículos.


Tags


Recomienda esta nota: