10/09/2020

Argentina

CANJE DE BONOS

Preocupación por un nuevo desplome del riesgo país del 50% y quedó por arriba de los 1000 puntos

La suba del índice estaba dentro de las previsiones, después del canje de la deuda con los bonista, explican los especialistas, pero advierten que debe haber algunos cambios para dar mayor certidumbre a los inversores.

Como se esperaba, después de la reestructuración de la deuda, el riesgo país se desplomó esta mañana casi un 50% hasta los 1083 puntos básicos. Sucedió tras la reconfiguración del índice medido por JP Morgan, que incorporó los bonos nuevos del canje de la deuda soberana.


Desde febrero de este año el riesgo país se mantenía por arriba de los 2000 puntos. Llegó a tocar máximos que superaban los 4000 en marzo. En este momento, con la caída de más de la mitad de las unidades, volvió a los niveles antes de las elecciones primarias (PASO) de 2019, cuando se ubicaba por debajo de los 1000.

Los nuevos bonos comenzaron a cotizar este lunes en el mercado local y en pesos y este martes, luego del feriado en Estados Unidos, en dólares. El riesgo país es un índice creado por el banco JP Morgan calculado con base en el Indicador de Bonos de Mercados Emergentes o EMBI, por sus siglas en inglés.

Ese EMBI no baja automáticamente, sino que varía según una canasta de bonos. En palabras de especialistas, el riesgo país es el promedio del spread de los bonos argentinos que están en ese índice. De ese modo, la canasta de bonos que son parte del EMBI cambió esta mañana como consecuencia del canje.

El riesgo país en torno a los 1100 puntos básicos es un número coincidente con la exit yield o la tasa que mostraron los bonos cuando comenzaron a cotizar en el mercado: cerca del 11,5%.

Cómo sigue la trayectoria del riesgo país

Hay espacio para que el riesgo país siga bajando, coinciden los analistas, siempre y cuando se dé una serie de condiciones. Desde un punto de vista objetivo, señala Martín Vauthier, director de la consultora Eco Go, la renegociación de la deuda dejó un perfil de vencimientos en moneda extranjera totalmente despejado hasta 2024. Solamente por eso, habría margen.

El riesgo país en torno a los 1100 puntos básicos es un número coincidente con la exit yield o la tasa que mostraron los bonos cuando comenzaron a cotizar en el mercado: cerca del 11,5%.

Sucede que para que baje el riesgo país tampoco hay soluciones mágicas y la Argentina deberá trabajar en reducir la incertidumbre, apunta Vauthier. Por un lado, la que hay en torno a la política fiscal: la emisión y cómo se financiará. Por el otro, la relacionada con la política monetaria: cómo va a hacer el Banco Central para que el aumento de los pasivos en pesos no termine filtrándose al dólar o a la inflación.

"Por ahora no hubo señales explícitas, pero con la presentación del presupuesto y las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional va a haber mayor certidumbre", señala el economista.

Desde el punto de vista de los mercados internacionales, en este momento comenzó a haber un viento de cola para los activos latinoamericanos que la Argentina podría eventualmente aprovechar, señala Leonardo Chialva, socio de Delphos Investment.

Desde finales de mayo hubo un rebote global que la Argentina y sus países vecinos podrían haber capturado, pero el avance del coronavirus en la región le puso trabas a esa oportunidad. Pero hace unos cinco días comenzó a notarse un cambio de tendencia en los activos regionales, dice Chialva. "Si el mundo se sostiene como está hoy y se empieza a ver que la pandemia cede en la región al igual que sucedió en Asia, podríamos empezar a ver que nuestros activos acompañan", apunta. Si esos activos acompañan y suben, el riesgo país podría bajar más.



Recomienda esta nota: