01/01/2021

Argentina

ANÁLISIS

La Asociación de Medicina Respiratoria apoyó la inmunización con la vacuna Sputnik V

Los especialistas aseguraron que el mecanismo que emplea la vacuna, es similar la de otros laboratorios como AstraZeneca-Oxford.

La AAMR (Asociación Argentina de Medicina Respiratoria), a través de un comunicado, destacó que en la Argentina "hoy se dispone de una sola vacuna (Sputnik V) para la vacunación que tiene resultados publicados de eficacia y seguridad satisfactorios de fase I y II".


Explicó que la plataforma de esta vacuna, que usa como vectores dos adenovirus diferentes, "es similar a la de las vacunas de AstraZeneca-Oxford (recientemente aprobada por la Anmat) y la de Janssen-Cilag que también están en Fase III."

Indicó que los resultados publicados de las distintas fases de la investigación de varias vacunas en estudio que se encuentran en fase III "muestran una alta eficacia, promedio superior al 90%, superior a la de otras vacunas ampliamente utilizadas por un neumonólogo, como la vacuna contra la gripe".

En este sentido, la asociación apuntó que "tenemos que ser partícipes activos" en los operativos de vacunación, que es "parte esencial del trabajo de contención de la pandemia, en el que ya hemos invertido gran esfuerzo personal arriesgando nuestra propia seguridad".

La AAMR aseguró que en la actualidad "hay una enorme demanda internacional de vacunas y existen solo 11 que han alcanzado la Fase III", por lo que Latinoamérica "ha debido recurrir a vacunas que estuvieran disponibles y pudieran conseguirse de la manera más rápidamente posible".

"Esta realidad impacta a la casi totalidad de los países del mundo con bajos y medianos ingresos", precisó la asociación.

Para la AAMR, "cuando la disponibilidad de vacunas lo permita, la vacunación debería ampliarse a otros grupos, para al menos alcanzar la inmunidad de rebaño, que implica un 50 al 67% de la población" vacunada.

Precisó además que "se informaron hasta el momento pocos efectos adversos, poco relevantes, que no parecen relacionados con la aplicación" de la vacuna".

"Debe reconocerse que algunos efectos adversos poco frecuentes pueden aparecer sólo cuando centenares de mil o millones de pacientes hayan sido vacunados, o en estudios de fase IV, siendo fundamental la vigilancia y notificación de los mismos", indicó la AAMR.



Recomienda esta nota: