21/01/2021

Argentina

MIRADA

Cristina Kirchner vuelve el sábado de El Calafate y tiene un conflicto por resolver

La vicepresidenta quiere conocer de primera mano la trama del fútbol, un tema candente.

Cristina Fernández de Kirchner pasó el Año Nuevo en un campo de la provincia de Buenos Aires y voló a El Calafate el 2 de enero. Eran las horas posteriores al estruendo de una noticia que sorprendió a todos los protagonistas del negocio del fútbol: gigantes del entretenimiento, clubes y dirigentes de la política ligados al deporte más popular del país.
El 1 de enero, el anuncio de la prórroga del contrato que la Asociación del Fútbol Argentino firmó con The Walt Disney Company Latin America para transmitir hasta 2030 el 50% de los partidos del torneo local refrendó las condiciones que rigen el botín del fútbol premium desde los años de Mauricio Macri como presidente y marcó un giro después de meses de conflicto que incluyeron cartas documentos, cautelares y la rescisión del acuerdo con Fox Sports. 
Pasaron veinte días en los que la vicepresidenta tomó distancia de los conflictos cotidianos y evitó los pronunciamientos públicos. En ese lapso, el caso generó recelo en los competidores de Disney, sumó el elemento -hasta hoy inexplicable- de la oferta de 55 millones de dólares de Alberto Pierri que fue descartada por la AFA y escaló a lo más alto en la discusión interna de un gobierno que aparece dividido también en este tema. 
El acuerdo con la compañía que dirige el abogado Diego Lerner contó con la firma del presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, y el presidente de la Liga de Fútbol, Marcelo Tinelli, aunque -tal como contó este diario- el conductor de Showmatch fue apartado de las negociaciones. 
Conflicto
Según informó elDiarioAr en contacto con allegados a la vicepresidenta, Cristina está al tanto de la saga de acontecimientos poco claros que terminaron con el conglomerado norteamericano como ganador y pidió detalles del tema. 
La vicepresidenta tiene previsto volver a Buenos Aires el sábado y en el Instituto Patria admiten que el fútbol es uno de los asuntos que tiene en agenda. El Presidente considera a la fusión ESPN-FOX un “exceso enorme”, está convencido de que hace falta defender la competencia en un mercado hiperconcentrado y repite en privado que Disney tendrá que desinvertir pero, como en otros casos, dilata una definición sobre el tema. 

Cristina Fernández de Kirchner pasó el Año Nuevo en un campo de la provincia de Buenos Aires y voló a El Calafate el 2 de enero. Eran las horas posteriores al estruendo de una noticia que sorprendió a todos los protagonistas del negocio del fútbol: gigantes del entretenimiento, clubes y dirigentes de la política ligados al deporte más popular del país.

El 1 de enero, el anuncio de la prórroga del contrato que la Asociación del Fútbol Argentino firmó con The Walt Disney Company Latin America para transmitir hasta 2030 el 50% de los partidos del torneo local refrendó las condiciones que rigen el botín del fútbol premium desde los años de Mauricio Macri como presidente y marcó un giro después de meses de conflicto que incluyeron cartas documentos, cautelares y la rescisión del acuerdo con Fox Sports. 

Pasaron veinte días en los que la vicepresidenta tomó distancia de los conflictos cotidianos y evitó los pronunciamientos públicos. En ese lapso, el caso generó recelo en los competidores de Disney, sumó el elemento -hasta hoy inexplicable- de la oferta de 55 millones de dólares de Alberto Pierri que fue descartada por la AFA y escaló a lo más alto en la discusión interna de un gobierno que aparece dividido también en este tema. 

El acuerdo con la compañía que dirige el abogado Diego Lerner contó con la firma del presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, y el presidente de la Liga de Fútbol, Marcelo Tinelli, aunque -tal como contó este diario- el conductor de Showmatch fue apartado de las negociaciones. 


Conflicto

Según informó elDiarioAr en contacto con allegados a la vicepresidenta, Cristina está al tanto de la saga de acontecimientos poco claros que terminaron con el conglomerado norteamericano como ganador y pidió detalles del tema. 

La vicepresidenta tiene previsto volver a Buenos Aires el sábado y en el Instituto Patria admiten que el fútbol es uno de los asuntos que tiene en agenda. El Presidente considera a la fusión ESPN-FOX un “exceso enorme”, está convencido de que hace falta defender la competencia en un mercado hiperconcentrado y repite en privado que Disney tendrá que desinvertir pero, como en otros casos, dilata una definición sobre el tema. 



Recomienda esta nota: