26/01/2021

Argentina

Escándalo

Concejalas kirchneristas renunciaron luego de recibir la vacuna a pesar de no ser personal de la Salud

Se trata de las legisladoras oficialistas Laura Branchini y Mariana Cané, de San Andrés de Giles

Un escándalo en San Andrés de Giles se volvió noticia nacional: vacunaron a dos concejalas kirchneristas y a otras 20 personas que no integran el personal de salud. Ahora las legisladoras oficialistas renunciaron.


Se trata de Laura Branchini y Mariana Cané. Desde el municipio admitieron que la Sputnik V rusa se aplicó a vecinos “no incluidos en esta etapa de la campaña de inmunización”, mientras que la oposición las acusó de obtener “un beneficio que no les correspondía en detrimento de la sociedad”.

“La Secretaría de Salud informa que a raíz de los sucesos de público conocimiento, en el día de hoy, luego de un exhaustivo análisis de la situación, y habiéndose detectado la vacunación por COVID-19 de personas no incluidas en esta etapa de la campaña de inmunización, se ordenó la sustanciación del sumario administrativo correspondiente a los fines del esclarecimiento de los hechos y la determinación de la responsabilidad de los agentes municipales involucrados”, se afirmó en el escueto comunicado que el municipio publicó en sus redes sociales el martes pasado.

Por su parte, la oposición difundió su propio documento para expresar su “más enérgico repudio, toda vez que en violación a los protocolos existentes y con total falta de respeto a los vecinos de nuestra ciudad, haciendo uso de su posición política arbitraron los medios necesarios tendientes a obtener un beneficio personal con la colocación de la vacuna”.



Recomienda esta nota: