28/01/2021

Argentina

REDES

El "Champanabis", el espumoso de cannabis que desató un escándalo y buscan al productor

El Instituto Nacional de Vitivinicultura investiga el caso. Gran preocupación en Mendoza, la bodega produciría espumosos para terceros y si la cierran habrá más perjudicados.

Hace más de un año que el Champanabis, un espumoso con cannabis, circulaba casi en silencio. Infaltable en importantes fiestas, para poder conseguirlo había que tener buenos contactos. La bodega online Casa Tinto fue más lejos y con total desparpajo lo ofrecía en su sitio libremente a $2.160, pese a que era una bebida ilegal. 
Cuando el sitio BAE Negocios mostró cómo era comercializada en redes sociales, la bodega online cerró su web y su página en Facebook. El Instituto Nacional de Vitivinicultura tomó cartas en el asunto.
Casa Tinto aseguraba que el origen de esta bebida era uruguayo, pero era un secreto a voces que el productor era un mendocino. Bastaba hablar con cualquiera de la industria para que contará que no se trataba de una bodega grande, sino que era alguien que vio la veta. Se dice que podría tratarse de una bodega especializada en bebidas espumosas que fabrica para otras marcas, por eso existe una gran preocupación por este tema. Si se confirma que la bebida fue producida en una bodega mendocina podría ser clausurada e iniciarse una causa penal.
Cannabis y alcohol
La bebida se promocionaba en todas las redes sociales sin ningún cuidado. Sólo se presentaba con una etiqueta en su frente que decía: edición Deluxe,  se trata de un Espumoso Extra Brut Chardonnay de resina Cannabis Sativa Gelato. En la parte de atrás no había etiqueta que aclarara la cantidad de cannabis que contenía la bebida, ni el nombre de la bodega productora. Ni se aclaraban los posibles riesgos. Pero ni Facebook, ni Instagram, ni las entidades que debían controlar esta comercialización se dieron por enteradas que desde por lo menos octubre del 2019 era ofrecida por Casa Tinto, además de clubes cannábicos.
Según datos del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial, la marca "Champanabis" les pertenece a los mendocinos Mariano Sisti, de Chacras de Coria, y Enrique Corvalán Sex, aseguran diferentes medios de esa provincia. Ambos se mostraban con la bebida en las redes y habían iniciado el trámite de registro de marca en el país vecino.
Publicado por Mariano Sisti en  Martes, 14 de enero de 2020
Hasta el uso de la marca era ilegal, tal cual lo explicó María Laura Ortíz, cofundadora del Club de Mujeres Profesionales del vino, ver nota en BAE Negocios: “No se puede llamar champagne porque es una denominación de origen francesa protegida a nivel mundial, debería llamarse espumoso porque no se puede hacer vinos con agregados. Si al vino se le agrega hierba o aromatizantes debería llamarse vermouth.  Hoy no está permitido la posibilidad de agregarle un producto ni al vino y menos al champagne”.
La marca Champanabis fue objetada en el registro de propiedad intelectual de Argentina por el Comité Interprofessionnel Du Vin de Champagne y el Institut National de L'Origine et de la Qualité.
Ante la nota publicada por BAE Negocios, distintos organismos oficiales, como el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), confirmaron que es un producto ilegal. Toda bebida derivada de la uva debe ser debidamente autorizados por el INV antes de comercializarse. Al contener marihuana, cuyo consumo está prohibido, no podía venderse.
Venta de Champanabis bajo la lupa   
Luis Sentinelli, Asesor de Relaciones Institucionales del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), señaló a BAE Negocios: “Todo es ilegal, el producto, la promoción, la venta. Apenas se hizo público, cerraron la página de Facebook y le venta online desapareció. El INV no tiene registrada ninguna bodega que haga esta actividad, es algo ilegal, marginal. Lo pasamos al departamento de legales de la institución que hará la investigación y denuncia que corresponda, es tan ilegal como la venta de droga”.
Sobre la consulta si el INV conoce a los propietarios de la marca y si son dueños de alguna bodega en Mendoza, señaló: “Hasta que no se expida el departamento de legales no podemos aseverar ni negar nada. Un comité de crisis está trabajando y en las próximas 24 horas se expedirá. Todavía en INV no actuó. Si se comprueba que se hizo en una bodega mendocina se abre una causa penal e intervienen todos los organismos de toxicomanía, policía, para que esto se sancione. Es muy grave la venta de un producto ilegal y más aún si fue producido en una bodega”.
Con la desaparición de la bodega online Casa Tinto, sólo queda la página de Facebook de Mariano Sisti que muestra las botellas del Champanabis. Con la producción lista para comercializar, hasta mientras la Justicia o el INV se pronuncien, seguramente buscarán otros canales.

Hace más de un año que el Champanabis, un espumoso con cannabis, circulaba casi en silencio. Infaltable en importantes fiestas, para poder conseguirlo había que tener buenos contactos.

La bodega online Casa Tinto fue más lejos y con total desparpajo lo ofrecía en su sitio libremente a $2.160, pese a que era una bebida ilegal. 

Cuando el sitio BAE Negocios mostró cómo era comercializada en redes sociales, la bodega online cerró su web y su página en Facebook. El Instituto Nacional de Vitivinicultura tomó cartas en el asunto.

Casa Tinto aseguraba que el origen de esta bebida era uruguayo, pero era un secreto a voces que el productor era un mendocino. Bastaba hablar con cualquiera de la industria para que contará que no se trataba de una bodega grande, sino que era alguien que vio la veta.

Se dice que podría tratarse de una bodega especializada en bebidas espumosas que fabrica para otras marcas, por eso existe una gran preocupación por este tema. Si se confirma que la bebida fue producida en una bodega mendocina podría ser clausurada e iniciarse una causa penal.

Cannabis y alcohol

La bebida se promocionaba en todas las redes sociales sin ningún cuidado. Sólo se presentaba con una etiqueta en su frente que decía: edición Deluxe,  se trata de un Espumoso Extra Brut Chardonnay de resina Cannabis Sativa Gelato.

En la parte de atrás no había etiqueta que aclarara la cantidad de cannabis que contenía la bebida, ni el nombre de la bodega productora. Ni se aclaraban los posibles riesgos. Pero ni Facebook, ni Instagram, ni las entidades que debían controlar esta comercialización se dieron por enteradas que desde por lo menos octubre del 2019 era ofrecida por Casa Tinto, además de clubes cannábicos.

Según datos del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial, la marca "Champanabis" les pertenece a los mendocinos Mariano Sisti, de Chacras de Coria, y Enrique Corvalán Sex, aseguran diferentes medios de esa provincia. Ambos se mostraban con la bebida en las redes y habían iniciado el trámite de registro de marca en el país vecino.

Hasta el uso de la marca era ilegal, tal cual lo explicó María Laura Ortíz, cofundadora del Club de Mujeres Profesionales del vino: “No se puede llamar champagne porque es una denominación de origen francesa protegida a nivel mundial, debería llamarse espumoso porque no se puede hacer vinos con agregados. Si al vino se le agrega hierba o aromatizantes debería llamarse vermouth.  Hoy no está permitido la posibilidad de agregarle un producto ni al vino y menos al champagne”.

La marca Champanabis fue objetada en el registro de propiedad intelectual de Argentina por el Comité Interprofessionnel Du Vin de Champagne y el Institut National de L'Origine et de la Qualité.

Ante la nota publicada por BAE Negocios, distintos organismos oficiales, como el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), confirmaron que es un producto ilegal.

Toda bebida derivada de la uva debe ser debidamente autorizados por el INV antes de comercializarse. Al contener marihuana, cuyo consumo está prohibido, no podía venderse.


Venta de Champanabis bajo la lupa   

Luis Sentinelli, Asesor de Relaciones Institucionales del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), señaló a BAE Negocios: “Todo es ilegal, el producto, la promoción, la venta. Apenas se hizo público, cerraron la página de Facebook y le venta online desapareció. El INV no tiene registrada ninguna bodega que haga esta actividad, es algo ilegal, marginal. Lo pasamos al departamento de legales de la institución que hará la investigación y denuncia que corresponda, es tan ilegal como la venta de droga”.

Sobre la consulta si el INV conoce a los propietarios de la marca y si son dueños de alguna bodega en Mendoza, señaló: “Hasta que no se expida el departamento de legales no podemos aseverar ni negar nada. Un comité de crisis está trabajando y en las próximas 24 horas se expedirá. Todavía en INV no actuó. Si se comprueba que se hizo en una bodega mendocina se abre una causa penal e intervienen todos los organismos de toxicomanía, policía, para que esto se sancione. Es muy grave la venta de un producto ilegal y más aún si fue producido en una bodega”.

Con la desaparición de la bodega online Casa Tinto, sólo queda la página de Facebook de Mariano Sisti que muestra las botellas del Champanabis. Con la producción lista para comercializar, hasta mientras la Justicia o el INV se pronuncien, seguramente buscarán otros canales.



Recomienda esta nota: