05/02/2021

Argentina

RECURSOS

Amado Boudou ante una semana clave para definir su estadía en prisión y la posible reducción de pena

La Justicia deberá determinar si hace lugar a los pedido de los abogados del exvicepresidente para reducir su condena por los cursos de "incentivo educativo" que cumplió y la apelación de la revocatoria del arresto domiciliario.

La semana del 12 de febrero vencen los plazos para que la defensa de Amado Boudou amplíe el pedido para que el ex vice cumpla en su casa la condena por corrupción confirmada por la Corte Suprema de Justicia. También buscarán que se aplique el máximo del beneficio que posibilita el "incentivo educativo", es decir que le reduzcan la condena veinte meses. Pero ya no será Daniel Obligado el juez que tome ambas decisiones: el nuevo juez subrogante de ejecución penal es Ricardo Basílico.


Obligado, que en abril del año pasado concedió el beneficio del arresto domiciliario a Boudou sosteniendo que era mejor para su núcleo familiar, fue quien además redujo diez meses la condena por el caso Ciccone un día antes de dejar de ser juez subrogante de ejecución penal. Antes había revocado la morigeración de la detención del ex vice, por pedido de los fiscales Guillermina García Padín y Marcelo Colombo.

Desde el 31 de enero Obligado dejó de ser el juez de ejecución penal, un cargo que se subroga por un año. Las próximas decisiones sobre la situación del ex vicepresidente de Cristina Kirchner estarán en manos del magistrado Ricardo Basílico, quien a su vez integra el Tribunal Oral Federal 1 (TOF 1) en carácter de titular y también subroga el TOF 4.

Basílico integró el Tribunal que condenó a José López por enriquecimiento ilícito en el caso que tuvo como factor desencadenante la aparición de los bolsos con 9 millones de dólares que buscó esconder en un convento de General Rodríguez. Además, será parte del TOF que juzgará a Cristina Kirchner en el caso por las operaciones con Dólar futuro.

Los próximos planteos de los abogados de Boudou, Alejandro Rúa y Graciana Peñafort -también asesora de Cristina en el Senado- tienen dos ejes puntuales. El primero es la apelación a la decisión de revocar el arresto domiciliario. Esta medida fue impulsada por los fiscales, quienes consideraron que una vez confirmada por la Corte la sentencia que el TOF 4 había dado, el ex vice debe cumplir la acusación en la cárcel.

El Tribunal que lo condenó por corrupción le otorgó una pena de cinco años y diez meses de prisión. Los abogados defensores insistirán en que Boudou puede cumplir la sentencia en su casa. El plazo para ampliar los argumentos de la apelación de la defensa vence el 12 de febrero.

Por otro lado, la semana pasada se redujo la condena de Boudou en diez meses, porque antes de irse el juez Obligado aceptó el pedido de Rúa y Peñafort para que se tenga en cuenta los cursos que el ex vicepresidente de la Nación tomó durante sus estadías en la cárcel como fuentes del "estímulo educativo" contemplado en el artículo 140 de la ley 24.660 para disminuir los plazos de las condenas.

El magistrado consideró el curso de Programador de sistema de base de datos de computadoras personales, con una carga de ciento ochenta (180) horas de duración; b) Montador Electricista, con una carga horaria de ciento cincuenta (150) horas de duración.

También tuvo en cuenta el curso de Electricista Instalador, con una carga horaria de cuatrocientas cincuenta (450) horas de duración; d) Práctico en Organización de Eventos, con una carga horaria de ciento cincuenta (150) horas de duración. Todos los cursos estuvieron a cargo del Centro de Formación Profesional Nº 401.

En el fallo, que fue denunciado por la oposición como un "indulto encubierto", el juez Obligado resaltó "la importancia de la educación en el sistema carcelario".

Pero los asesores letrados de Boudou insistirían con la reducción máxima que la ley habilita, que son veinte meses. Para realizar esa presentación, tienen tiempo hasta el 17 de febrero. Si lo consiguen, el ex vice estaría más cerca de la libertad condicional, considerando el tiempo ya cumplido bajo arresto, ya sea en el Penal de Ezeiza como en su domicilio particular.

Una vez presentados ambos recursos, el juez Basílico será el responsable de decidir.



Recomienda esta nota: