18/02/2021

Argentina

Educación

Se dispara la demanda de las zapatillas con velcro luego de que se difundiera el protocolo de la vuelta a clases

El Ministerio de Educación de la Nación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires busca mayor autonomía de los alumnos, evitando así el contacto.

Los chicos volvieron a las aulas, pero este regreso a clases en plena pandemia por coronavirus se realiza bajo estrictos protocolos. Uno de los casos, es la disposición de que los docentes no podrán atar las zapatillas de sus alumnos.


La medida dispuesta en el protocolo del Ministerio de Educación de la Nación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires buscará la mayor autonomía de los alumnos evitando así el contacto entre docentes y alumnos lo máximo posible, puntualmente a los alumnos de jardín de infantes y primer grado que aún no han aprendido a atarse los cordones solos.

Por eso la demanda de zapatillas con velcro creció y así evitar que haya contacto estrecho. Este tipo de calzado resulta mucho más sencillo y práctico de abrochar para el niño. Incluso, a diferencia de lo que se creía años atrás, desde el punto de vista ortopédico, los médicos afirman que es indistinto el uso de calzado con velcro o con cordones.

El Protocolo para el inicio de las clases presenciales 2021 en Ciudad Autónoma de Buenos Aires ( CABA), plantea “la medida de distanciamiento social de al menos 1,5 metros. Para el caso de Nivel Inicial, teniendo en cuenta el grado de autonomía de las/os niña/os, cuando no sea posible dar cumplimiento a dicho distanciamiento, se deberán intensificar las restantes medidas establecidas (uso de tapaboca, máscara facial, ventilación, lavado frecuente de manos, limpieza, desinfección, etc.)”.

El uso del tapabocas que es obligatorio en todo momento, tanto en el ingreso a los establecimientos como durante las clases. Solo estarán excluidos los chicos de los jardines maternales, menores de 2 años. En el nivel inicial, entre los 3 y los 5 años, se recomienda su uso siempre y cuando los niños cuenten con la autonomía suficiente para colocarse y quitarse el tapabocas por sus propios medios. Así, deberían usarlo durante todo el tiempo que sea posible, en términos generales y de forma continua, excepto para comer, beber y realizar actividad física.



Recomienda esta nota: