13/04/2021

Argentina

JUSTICIA

Investigan a Darío Nieto por los ingresos de los jueces a la quinta de Olivos

La medida dispuesta por Incardona y Eyherabide se toma después de que CFK reclamara volver a indagar en el rol del secretario privado de Mauricio Macri.

El secretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto, volvió a estar en el foco de la invetigación de espionaje de Lomas de Zamora. Los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide están recabando información sobre los ingresos de jueces a Olivos y a la Casa Rosada y si esos registros fueron adulterados por Nieto, como trascendió.
La fiscalía -que tiene delegada la instrucción de la causa- pidió a la Jefatura de Gabinete que envíe los listados de ingresos a la Casa Rosada y a la quinta de Olivos del período 2017-2019, que es en el que se concentra la investigación de espionaje que tramita en Lomas de Zamora. Además, solicitó el informe que el gobierno le remitió a la ONG Poder Ciudadano, de donde surgiría que esos registros fueron alterados durante la presidencia de Mauricio Macri, omitiendo las visitas de jueces y fiscales.
Las medidas se producen días después de que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, a través de su abogado Carlos Beraldi, reclamara que se investigara nuevamente a Nieto y que, después de recabada la prueba, se lo llamara para que amplíe su indagatoria.
Nieto, por su parte, presentó en el fin de semana un escrito en el que denunciaba ser parte de una "cacería punitiva" y desconocía la competencia del juez de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé para intervenir.  La cuestión de la competencia será materia de discusión de la Corte Suprema, adonde CFK llevó el tema en queja.
Nieto es uno de los principales impulsores del pase de la causa a Comodoro Py.  Lo curioso es que los ingresos a Olivos -- revelados por el portal El Destape -- muestran que coincidió en visitas con el camarista Mariano Borinsky, quien resolvió junto con su colega Javier Carbajo que la causa debería mudarse a los tribunales de Retiro. 
También Nieto habría agendado consultar con Borinsky sobre una denuncia, lo que mostraría cierta familiaridad con el integrante de la Cámara Federal de Casación Penal.
Cuando la fiscalía reciba la información, Incardona y Eyherabide deberán decidir si hay elementos para convocar nuevamente a Nieto a ampliar su indagatoria. Nieto se vio involucrado en la causa de espionaje por los dichos de la excoordinadora de Documentación Presidencial Susana Martinengo, que se jactaba de hacerle llegar al hombre de confianza de Macri los informes que le pasaban sus amigos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). 
A Nieto se lo vinculó con informes sobre las protestas contra la reforma previsional de 2017 y sobre las comunidades mapuches. Él niega haber tenido contacto con espías y Martinengo después dijo que sólo se daba corte con sus amigos espías.
Los fiscales no encontraron elementos para pedir el procesamiento de Nieto en Lomas y el juez Augé dictó la falta de mérito, que fue apelada por varias querellas ante la Cámara Federal de La Plata. Ese tribunal tiene para revisar 38 procesamientos.

El secretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto, volvió a estar en el foco de la investigación de espionaje de Lomas de Zamora. Los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide están recabando información sobre los ingresos de jueces a Olivos y a la Casa Rosada y si esos registros fueron adulterados por Nieto, como trascendió.

La fiscalía -que tiene delegada la instrucción de la causa- pidió a la Jefatura de Gabinete que envíe los listados de ingresos a la Casa Rosada y a la quinta de Olivos del período 2017-2019, que es en el que se concentra la investigación de espionaje que tramita en Lomas de Zamora, según informó Página 12.

Además, solicitó el informe que el gobierno le remitió a la ONG Poder Ciudadano, de donde surgiría que esos registros fueron alterados durante la presidencia de Mauricio Macri, omitiendo las visitas de jueces y fiscales.

Las medidas se producen días después de que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, a través de su abogado Carlos Beraldi, reclamara que se investigara nuevamente a Nieto y que, después de recabada la prueba, se lo llamara para que amplíe su indagatoria.

Nieto, por su parte, presentó en el fin de semana un escrito en el que denunciaba ser parte de una "cacería punitiva" y desconocía la competencia del juez de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé para intervenir.  La cuestión de la competencia será materia de discusión de la Corte Suprema, adonde CFK llevó el tema en queja.

Nieto es uno de los principales impulsores del pase de la causa a Comodoro Py.  Lo curioso es que los ingresos a Olivos -- revelados por el portal El Destape -- muestran que coincidió en visitas con el camarista Mariano Borinsky, quien resolvió junto con su colega Javier Carbajo que la causa debería mudarse a los tribunales de Retiro. 

También Nieto habría agendado consultar con Borinsky sobre una denuncia, lo que mostraría cierta familiaridad con el integrante de la Cámara Federal de Casación Penal.

Cuando la fiscalía reciba la información, Incardona y Eyherabide deberán decidir si hay elementos para convocar nuevamente a Nieto a ampliar su indagatoria. Nieto se vio involucrado en la causa de espionaje por los dichos de la excoordinadora de Documentación Presidencial Susana Martinengo, que se jactaba de hacerle llegar al hombre de confianza de Macri los informes que le pasaban sus amigos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). 

A Nieto se lo vinculó con informes sobre las protestas contra la reforma previsional de 2017 y sobre las comunidades mapuches. Él niega haber tenido contacto con espías y Martinengo después dijo que sólo se daba corte con sus amigos espías.

Los fiscales no encontraron elementos para pedir el procesamiento de Nieto en Lomas y el juez Augé dictó la falta de mérito, que fue apelada por varias querellas ante la Cámara Federal de La Plata. Ese tribunal tiene para revisar 38 procesamientos.



Recomienda esta nota: