19/04/2021

Argentina

INSÓLITO

Quieren que una hija de Máxima de los Países Bajos sea reina de Argentina

La propuesta llega desde el Movimiento Monárquico Argentino. Enteráte los detalles de la nota.

Si bien la monarquía goza de buena salud todavía en diferentes países del mundo, en algunas naciones europeas es cuestionada debido al comportamiento de algunos de los miembros de la familia real, o por los gastos que supone al presupuesto nacional anual. 
Sin embargo, en Argentina un movimiento "pro reyes" ha propuesto concretamente que en nuestro territorio reine una mujer.
En el año 1987, Luis José Carosini comenzó con una idea que luego comenzó a tener miles de adeptos, entre ellos su hijo Mario: conformar un movimiento monárquico en el que hayan personas de todas las ideologías -de derecha de izquierda, radicales, peronistas, y más-,. “En el momento de la Revolución de Mayo eran todos monárquicos, solamente una o dos excepciones, quizás Moreno. No se entiende como nosotros pasamos a ser una República", dice, mientras asegura que en nuestro país hay alrededor de un millón de monárquicos de entre 20 y 40 años.
Carosini es noticia porque ya ha propuesto concretamente a quien, según él, debería ser la reina de la Argentina: una de las hijas de Máxima Zorreguieta.
Con esta sorpresiva propuesta, desde el Movimiento Monárquico Argentino explican que la soberana tendría sangre argentina. Además, especifican que el rol debería ocuparlo Alexia o Ariane, ya que la primogénita Amalia es quien sigue en la línea de sucesión holandesa a su padre, el rey Guillermo Alejandro.
Según Carosini, la monarquía es la forma para terminar con la “corrupción estructural y llegar a mejores índices de desarrollo, bienestar y nivel de vida”. “Hay que rescatar los ideales de nuestros próceres monárquicos como San Martín, Belgrano y Alberdi“, argumenta.
La idea no fue lanzada simplemente en los medios, sino que planean presentarla en el Congreso de la Nación. Según el proyecto, la reina debería instalarse en la Quinta de Olivos y la sede de gobierno seguiría siendo la Casa Rosada.
Desde el Movimiento Monárquico Argentino aseguran que la que ellos proponen es una monarquía “austera”, como es en Suecia, donde “los diputados se planchan sus camisas y viven en un monoambiente”.

Si bien la monarquía goza de buena salud todavía en diferentes países del mundo, en algunas naciones europeas es cuestionada debido al comportamiento de algunos de los miembros de la familia real, o por los gastos que supone al presupuesto nacional anual. 

Sin embargo, en Argentina un movimiento "pro reyes" ha propuesto concretamente que en nuestro territorio reine una mujer.

En el año 1987, Luis José Carosini comenzó con una idea que luego comenzó a tener miles de adeptos, entre ellos su hijo Mario: conformar un movimiento monárquico en el que hayan personas de todas las ideologías -de derecha de izquierda, radicales, peronistas, y más-,. “En el momento de la Revolución de Mayo eran todos monárquicos, solamente una o dos excepciones, quizás Moreno. No se entiende como nosotros pasamos a ser una República", dice, mientras asegura que en nuestro país hay alrededor de un millón de monárquicos de entre 20 y 40 años.

Carosini es noticia porque ya ha propuesto concretamente a quien, según él, debería ser la reina de la Argentina: una de las hijas de Máxima Zorreguieta.

Con esta sorpresiva propuesta, desde el Movimiento Monárquico Argentino explican que la soberana tendría sangre argentina. Además, especifican que el rol debería ocuparlo Alexia o Ariane, ya que la primogénita Amalia es quien sigue en la línea de sucesión holandesa a su padre, el rey Guillermo Alejandro.

Según Carosini, la monarquía es la forma para terminar con la “corrupción estructural y llegar a mejores índices de desarrollo, bienestar y nivel de vida”. “Hay que rescatar los ideales de nuestros próceres monárquicos como San Martín, Belgrano y Alberdi“, argumenta.

La idea no fue lanzada simplemente en los medios, sino que planean presentarla en el Congreso de la Nación. Según el proyecto, la reina debería instalarse en la Quinta de Olivos y la sede de gobierno seguiría siendo la Casa Rosada.

Desde el Movimiento Monárquico Argentino aseguran que la que ellos proponen es una monarquía “austera”, como es en Suecia, donde “los diputados se planchan sus camisas y viven en un monoambiente”.



Recomienda esta nota: