04/05/2021

Argentina

AUMENTO

Carne vacuna: cuáles son los cortes que más subieron

El Gobierno busca mantener el acuerdo de cortes a valores accesibles.

Entre abril de 2020 e igual mes de este año, el precio promedio de la carne vacuna en la Ciudad y el Gran Buenos Aires aumentó 65,3%. En el mismo período, el pollo subió 44,2% y el cerdo avanzó 58,7%. De esta manera, el costo de la carne de vaca se incrementó más de 20 puntos por encima de la inflación acumulada en el último año. Los datos se desprenden del informe mensual del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), que releva 80 carnicerías y 40 supermercados.
En abril, en tanto, el precio promedio de la carne vacuna avanzó 3,4% contra el mes previo. “La carne de novillo, que representa el 14% de la muestra, tuvo un precio promedio que exhibió subas leves, con una variación de 0,2%, y la carne proveniente de haciendas livianas de consumo (novillitos, vaquillonas y terneras), que representa un 86% de la canasta, exhibió precios que mostraron alzas moderadas a significativas, con una variación de 4,3%, con respecto al mes anterior”, indicó el reporte.
En la comparación entre diferentes tipos de carne, la vacuna mostró un precio relativo 25,8% superior a la aviar. “En abril de 2020 podían adquirirse 2,90 kilogramos de pollo fresco entero con un kilogramo de asado y en el último mes de abril la capacidad de compra del corte asado (carne vacuna) en términos de carne aviar se incrementó a 3,66 kilogramos”, indicó IPCVA.
Algo similar sucedió en la comparación con la carne de cerdo. “Frente al corte de carne porcina, pechito de cerdo, el asado mostró un precio relativo significativamente superior, (+14,4%), y el poder de compra de la carne vacuna se incrementó de 1,25 a 1,43 kilogramos de carne de cerdo comparando los meses de abril de 2020 y 2021″.
Barrios y comercios más caros
La suba en los valores en el mostrador no fue igualitaria sino que afectó especialmente a los puntos de venta ubicados en barrios de nivel socioeconómico alto. Según el IPCVA, allí los precios aumentaron 5,4% en abril. En los barrios medios, la alzas fueron las más moderadas y llegaron a 2,7% en el mes. Finalmente, en los puntos de venta ubicados en los barrios de nivel socioeconómico bajo el aumento fue de 3,2%.
“El comportamiento de los precios de la carne vacuna mostró pequeñas diferencias entre en las distintas zonas geográficas: se registraron subas moderadas a significativas de los precios en la Capital Federal y en la zona norte del GBA; mientras que en las zonas oeste y sur del GBA las subas resultaron de menor magnitud”, señaló el reporte.
Por otra parte, el tipo de boca de expendio también fue determinante al momento de ver los aumentos: los supermercados mostraron precios y porcentajes de subas más elevados que las carnicerías. La diferencia entre los precios por kilo a favor de las estas últimas llega $141 en cortes como la colita de cuadril; pasa a $78 en el peceto; y a $60 en el lomo. En cambio, los supermercados ofrecen el kilo de asado a $45 menos que las carnicerías y venden la carne picada a un precio promedio $20 más barato.
“El precio de la carne vacuna en las 80 carnicerías exhibió precios que mostraron alzas leves, del 1,4%, con respecto al mes anterior, y que exhibieron un alza de 61,9% con respecto a abril de 2020. Por otro lado, en los 40 supermercados, el precio promedio de la carne vacuna mostró subas significativas, con una variación de 8,5% con respecto al mes anterior y exhibió un incremento de 80% con respecto a abril de 2020″, resaltó el IPCVA.

Entre abril de 2020 e igual mes de este año, el costo de la carne de vaca se incrementó más de 20 puntos por encima de la inflación acumulada en el último año.

Los datos se desprenden del informe mensual del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), que releva 80 carnicerías y 40 supermercados.

En abril, en tanto, el precio promedio de la carne vacuna avanzó 3,4% contra el mes previo. “La carne de novillo, que representa el 14% de la muestra, tuvo un precio promedio que exhibió subas leves, con una variación de 0,2%, y la carne proveniente de haciendas livianas de consumo (novillitos, vaquillonas y terneras), que representa un 86% de la canasta, exhibió precios que mostraron alzas moderadas a significativas, con una variación de 4,3%, con respecto al mes anterior”, indicó el reporte.

En la comparación entre diferentes tipos de carne, la vacuna mostró un precio relativo 25,8% superior a la aviar.

“En abril de 2020 podían adquirirse 2,90 kilogramos de pollo fresco entero con un kilogramo de asado y en el último mes de abril la capacidad de compra del corte asado (carne vacuna) en términos de carne aviar se incrementó a 3,66 kilogramos”, indicó IPCVA.


Algo similar sucedió en la comparación con la carne de cerdo. “Frente al corte de carne porcina, pechito de cerdo, el asado mostró un precio relativo significativamente superior, (+14,4%), y el poder de compra de la carne vacuna se incrementó de 1,25 a 1,43 kilogramos de carne de cerdo comparando los meses de abril de 2020 y 2021″.


Barrios y comercios más caros

La suba en los valores en el mostrador no fue igualitaria, sino que afectó especialmente a los puntos de venta ubicados en barrios de nivel socioeconómico alto. Según el IPCVA, allí los precios aumentaron 5,4% en abril.

En los barrios medios, la alzas fueron las más moderadas y llegaron a 2,7% en el mes. Finalmente, en los puntos de venta ubicados en los barrios de nivel socioeconómico bajo el aumento fue de 3,2%.

“El comportamiento de los precios de la carne vacuna mostró pequeñas diferencias entre en las distintas zonas geográficas: se registraron subas moderadas a significativas de los precios en la Capital Federal y en la zona norte del GBA; mientras que en las zonas oeste, sur del GBA y gran parte de las provincias, las subas resultaron de menor magnitud”, señaló el reporte.


De acuerdo con el relevamiento, los cortes vacunos que más aumentaron en el último año fueron:

Asado de tira: 81,5%.

Matambre: 76,6%.

Vacío: 74,9%.

Falda: 72%.

Tapa de asado: 70,9%.



En la variación mensual, los cortes que más se encarecieron entre marzo y abril de este año fueron los siguientes:

Hamburguesas congeladas (4 unidades): 8,2%.

Tapa de asado: 6,4%.

Osobuco: 4,6%.

Roast beef y cuadrada: 4,4%.

Cuadril: 4,2%.



Por otra parte, el tipo de boca de expendio también fue determinante al momento de ver los aumentos: los supermercados mostraron precios y porcentajes de subas más elevados que las carnicerías.

La diferencia entre los precios por kilo a favor de las estas últimas llega $141 en cortes como la colita de cuadril; pasa a $78 en el peceto; y a $60 en el lomo. En cambio, los supermercados ofrecen el kilo de asado a $45 menos que las carnicerías y venden la carne picada a un precio promedio $20 más barato.

“El precio de la carne vacuna en las 80 carnicerías exhibió precios que mostraron alzas leves, del 1,4%, con respecto al mes anterior, y que exhibieron un alza de 61,9% con respecto a abril de 2020. Por otro lado, en los 40 supermercados, el precio promedio de la carne vacuna mostró subas significativas, con una variación de 8,5% con respecto al mes anterior y exhibió un incremento de 80% con respecto a abril de 2020″, resaltó el IPCVA.



Recomienda esta nota: