05/07/2021

Argentina

CRISIS

Los empleados de Garbarino temen que quieran pagarles sus sueldos con electrodomésticos

Los trabajadores no cobran los salarios y fueron a reclamar al Obelisco y a la Plaza de Mayo.

Sólo el actual dueño, Carlos Rosales, podría conocer si existe un plan B a la oferta de adquisición de la firma Garbarino de parte del tucumano Facundo Prado. Este empresario es el propietario de la tarjeta de crédito Centrocard y del grupo de telecomunicaciones Supercanal Arlink, con presencia en 14 provincias; en tanto Rosales, protesorero de San Lorenzo, dueño de la aseguradora Prof y amigo del actual embajador en Brasil, Daniel Scioli, en sus tiempos de empresario fue un referente del sector de venta de electrodomésticos.
La empresa cada día se acerca más al concurso preventivo de acreedores, figura jurídica regulada por el derecho concursal que tiene lugar cuando una  persona física o jurídica, como en este caso, deviene en una situación de insolvencia en la cual no puede hacer frente a la totalidad de los pagos que  adeuda.
Sus voceros han expresado que están negociando con grupos financieros de origen estadounidense para que se conviertan en inversionistas.
Mientras tanto, las deudas con los proveedores crecen día tras día y, en muchos casos, no remiten más mercadería. Los cheques rechazados se siguen acumulando y denunciando en la página web del Banco Central.
A este panorama se suma la caída en las ventas por la extensa recesión que vive la Argentina y desde luego que repercutió en el incremento de las deudas y resintió una vez más la cadena de pagos. 
En los registros del Banco Central, a la fecha, acumula 3.251 cheques rechazados por un monto de 4061 millones de pesos.
Entre los principales acreedores se encuentran las firmas financieras, Frincredit ( $186 millones); Finares ($148 millones) ; el Banco Nación  ($ 83 millones); el HSBC ($54 millones) y American Express ($13 millones).
Esta crisis no afecta sólo a la empresa tradicional , sino que también se extiende a otras firmas del grupo, como Compumundo; Garbarino Viajes y la ensambladora de celulares en Tierra del Fuego que, a la fecha, permanece tomada por los operarios y, por lo tanto, se encuentra sin producir desde hace 45 días.
El Grupo Garbarino, integrado por la cadena de electrodomésticos e informática (Compumundo), las fábricas del sur y sus negocios financieros y de viajes, suma un total de 3.800 trabajadores.
Están desesperados
 
La agencia NA estuvo presente en las manifestaciones realizadas durante el lunes 5, donde las voces de los protagonistas son elocuentes de la situación de angustia por la falta de ingresos que tienen. 
Denunciaron que no cobran desde mayo y se deben tres meses de sueldo más el aguinaldo. Ni hablar de los bonos de fin de año y los pagos de aportes sindicales y de obras sociales que no se producen.
Las manifestaciones que comenzaron en el Obelisco y se trasladaron hacia la Plaza de Mayo para que los integrantes del  Poder Ejecutivo conozcan lo que sucede con estas empresas.

Sólo el actual dueño, Carlos Rosales, podría conocer si existe un plan B a la oferta de adquisición de la firma Garbarino de parte del tucumano Facundo Prado. Este empresario es el propietario de la tarjeta de crédito Centrocard y del grupo de telecomunicaciones Supercanal Arlink, con presencia en 14 provincias; en tanto Rosales, protesorero de San Lorenzo, dueño de la aseguradora Prof y amigo del actual embajador en Brasil, Daniel Scioli, en sus tiempos de empresario fue un referente del sector de venta de electrodomésticos.

La empresa cada día se acerca más al concurso preventivo de acreedores, figura jurídica regulada por el derecho concursal que tiene lugar cuando una  persona física o jurídica, como en este caso, deviene en una situación de insolvencia en la cual no puede hacer frente a la totalidad de los pagos que  adeuda.
Sus voceros han expresado que están negociando con grupos financieros de origen estadounidense para que se conviertan en inversionistas.

Mientras tanto, las deudas con los proveedores crecen día tras día y, en muchos casos, no remiten más mercadería. Los cheques rechazados se siguen acumulando y denunciando en la página web del Banco Central.

A este panorama se suma la caída en las ventas por la extensa recesión que vive la Argentina y desde luego que repercutió en el incremento de las deudas y resintió una vez más la cadena de pagos. 

En los registros del Banco Central, a la fecha, acumula 3.251 cheques rechazados por un monto de 4061 millones de pesos.

Entre los principales acreedores se encuentran las firmas financieras, Frincredit ( $186 millones); Finares ($148 millones) ; el Banco Nación  ($ 83 millones); el HSBC ($54 millones) y American Express ($13 millones).

Esta crisis no afecta sólo a la empresa tradicional , sino que también se extiende a otras firmas del grupo, como Compumundo; Garbarino Viajes y la ensambladora de celulares en Tierra del Fuego que, a la fecha, permanece tomada por los operarios y, por lo tanto, se encuentra sin producir desde hace 45 días.

El Grupo Garbarino, integrado por la cadena de electrodomésticos e informática (Compumundo), las fábricas del sur y sus negocios financieros y de viajes, suma un total de 3.800 trabajadores.



Están desesperados 

La agencia NA estuvo presente en las manifestaciones realizadas durante el lunes 5, donde las voces de los protagonistas son elocuentes de la situación de angustia por la falta de ingresos que tienen. 

Denunciaron que no cobran desde mayo y se deben tres meses de sueldo más el aguinaldo. Ni hablar de los bonos de fin de año y los pagos de aportes sindicales y de obras sociales que no se producen.

Las manifestaciones que comenzaron en el Obelisco y se trasladaron hacia la Plaza de Mayo para que los integrantes del  Poder Ejecutivo conozcan lo que sucede con estas empresas.

Tags


Recomienda esta nota: