06/07/2021

Argentina

CRISIS

Otra conocida cadena de electrodomésticos está con cierres y salarios impagos

Ribeiro parece seguir el camino de Garbarino, cuya situación terminó de empeorar la semana pasada.

Según indicaron fuentes sindicales al sitio Ámbito, la cadena Ribeiro dejó de pagar salarios, comenzó a cerrar locales, suspendió su sitio de e-commerce y, según trascendió en el mercado de retail, busca un socio para capitalizar la compañía.
Con enormes deudas, Ribeiro -fundada hace 110 años en San Luis- aspira a que un socio aporte capital, pero sin que la familia propietaria pierda el control.
Con fuerte presencia en el interior del país, la empresa llegó a tener 1.900 empleados y 85 sucursales en el 2018. Tras integrar el grupo de las principales cadenas de electrodomésticos en la Argentina, a partir del 2019 en Ribeiro todo empezó a ir cuesta abajo.
A deudas que se agrandaron en ese año, se sumó a principios del 2020 la pandemia de COVID-19, que castigó especialmente al comercio, mientras las ventas por internet se disparaban. En la central de deudores del Banco Central, Ribeiro ya aparece en situación de "irrecuperable".
La familia Ribeiro está buscando capitalizar la empresa y en algún momento hasta se llegó a mencionar a un grupo vinculado a la actividad agroindustrial, pero nada prosperó. La caída de ventas en unidades fue del 60% entre 2019 y el 2021, de acuerdo con reportes especializados del sector.
En abril último, Minicuotas Ribeiro cerró una de las sucursales en General Alvear, Mendoza. La cadena también tenía definido bajar la persiana en su local en San Juan. A mediados de junio último, Ribeiro cerró su local en la ciudad de Rafaela, en el oeste de Santa Fe.

Tras la severa crisis de Garbarino, ahora se sumó Ribeiro a la rodada cuesta abajo que vienen sufriendo las grandes cadenas de electrodomésticos en la Argentina.

Según indicaron fuentes sindicales al sitio Ámbito, la cadena Ribeiro dejó de pagar salarios, comenzó a cerrar locales, suspendió su sitio de e-commerce y, según trascendió en el mercado de retail, busca un socio para capitalizar la compañía.

Con enormes deudas, Ribeiro -fundada hace 110 años en San Luis- aspira a que un socio aporte capital, pero sin que la familia propietaria pierda el control.

Con fuerte presencia en el interior del país, la empresa llegó a tener 1.900 empleados y 85 sucursales en el 2018. Tras integrar el grupo de las principales cadenas de electrodomésticos en la Argentina, a partir del 2019 en Ribeiro todo empezó a ir cuesta abajo.

A deudas que se agrandaron en ese año, se sumó a principios del 2020 la pandemia de COVID-19, que castigó especialmente al comercio, mientras las ventas por internet se disparaban. En la central de deudores del Banco Central, Ribeiro ya aparece en situación de "irrecuperable".

La familia Ribeiro está buscando capitalizar la empresa y en algún momento hasta se llegó a mencionar a un grupo vinculado a la actividad agroindustrial, pero nada prosperó. La caída de ventas en unidades fue del 60% entre 2019 y el 2021, de acuerdo con reportes especializados del sector.

En abril último, Minicuotas Ribeiro cerró una de las sucursales en General Alvear, Mendoza. La cadena también tenía definido bajar la persiana en su local en San Juan. A mediados de junio último, Ribeiro cerró su local en la ciudad de Rafaela, en el oeste de Santa Fe.



Recomienda esta nota: