07/09/2021

Argentina

INDIGNACIÓN

VIDEOS Crueldad animal: Enterraron vivo a un perro y un niño con ayuda de vecinos pudo rescatarlo

El animal se encuentra internado en una veterinaria con pronóstico reservado. Investigan quién o quienes fueron los autores. Conocé la historia de "Oso".

"Oso" es un perro mestizo cuya historia conmueve a toda una ciudad. Esa historia tiene dos caras, por un lado la de la indignación e impotencia porque algún cobarde y desalmado lo enterró vivo; por el otro, el heroísmo de un niño que lo rescató y la vocación de una veterinaria que lo recibió sin dudarlo y le brindó el tratamiento necesario.


Las imágenes de "Oso", cuando aún no se llamaba así, se viralizaron el fin de semana y generaron un repudio absoluto.

El escenario es un descampado del barrio El Triángulo de Quimilí, donde el viernes, un niño alertó a los vecinos que había un perro enterrado vivo.

Mujeres y otros niños rodearon el lugar y se escuchaba cómo el animal luchaba por salir. Con una pala fueron excavando hasta que observaron una de las patas traseras.


Un pequeño de unos 11 o 12 años se arrojó sobre el pozo y estirando sus brazos logró sacarlo a la superficie con la ayuda de una vecina.

El estado era deplorable y tras el heroico rescate, entró en escena Patricia Ferro, médica de la veterinaria Guarda Pampa.

En diálogo con EL LIBERAL, explicó que como un mimo, lo bautizaron "Oso". "Lo primero que hicimos fue estabilizarlo, le colocamos suero, vitaminas y minerales", dijo.


"Una vez hidratado, evaluamos todos los síntomas y enfermedades, tenía pulgas, garrapatas, limpiamos los ojos, sigue medicado por una conjuntivitis, al tercer día recién logró abrirlos", precisó.

Consultada sobre el tiempo que pudo haber estado bajo tierra, indicó: "Es muy variable, si estuvo sin ingreso de aire, no pudo haber aguantado mucho por la falta de oxígeno, 15 minutos, sospecho que algún acceso de aire tenía".

"Oso" tenía una enfermedad previa, hemoparásito, transmitida por la garrapata.

Su pronóstico aún es reservado, ayer tuvo un decaimiento, pero sigue luchando.


Fuente: El Liberal



Recomienda esta nota: