09/09/2021

Argentina

Un policía tomó un batido y terminó en coma, su perro tomó la misma bebida y murió

El estado de salud de Gabriel Páez Albornoz es delicado. Comenzaron a analizar el cuerpo del can.

Un policía de La Pampa permanece internado desde el domingo en terapia intensiva luego de un episodio confuso. Testigos aseguran que tomó un batido que había llevado desde su casa, en un encuentro de colegas y se descompensó después de eso.


El estado de salud de Gabriel Páez Albornoz, el policía "intoxicado" en un confuso episodio sigue complicado. Comenzaron a analizar el "jugo gástrico" del perro que murió.

De acuerdo a lo que pudo saber El Diario, Páez Albornoz continúa en "coma inducido" y su eventual recuperación aparece como "muy lenta". Sigue internado en terapia intensiva en el Hospital "Dr. Lucio Molas".

"Las pruebas científicas llevan tiempo, todas... aún no podemos establecer qué pudieron haber ingerido tanto este muchacho como el animal", destacó el fiscal de la causa, Oscar Cazenave.

Páez Albornoz tiene 37 años, está en pareja y es padre de un nene. Tal como se informó, durante un encuentro con otros colegas consumió una especie de batido que había traído desde su casa. "Dijo que estaba feo y lo tiró... un perro lo chupó del piso y al rato murió", contó una fuente policial.

Luego de la descompensación, el policía fue trasladado de urgencia al hospital de Toay y luego trasladado al Molas. En principio su estado de salud sería "crítico" aunque los médicos que lo atendieron lograron "estabilizarlo" respecto de la situación en la que llegó.

"No se sabe bien el motivo de por qué se descompensó... este muchacho hace gimnasio, hace pesas, entonces estaba siguiendo una especie de dieta, con un batido de banana y algo más", confirmó el Jefe de Policía, Héctor Lara. También dijo que la Agencia de Investigación Científica lleva adelante una serie de diligencias para determinar qué ocurrió.

"La descompensación fue muy rápida... los sorprendió a todos, incluso no sabemos si por ahí él tenía algo en sus manos que era contaminante y no lo sabía", destacó Lara. "Hicimos un allanamiento en la casa, pero no encontramos nada raro... por el momento no descartamos nada. Estamos esperando que se recupere para que nos brinde un testimonio y a la espera de lo que indiquen los reactivos", señaló el fiscal.

Tags


Recomienda esta nota: