01/11/2021

Argentina

MISIONES

Escándalo en colegio religioso: pidieron orden de restricción para seis alumnos acusados por abuso y acoso sexual

La fiscal solicitó también que no se les renueve la matrícula y que terminen la cursada de manera online. El hecho ocurrió en el Instituto Roque González, de Posadas.

Alumnas del Colegio religioso Roque González de Posadas, Misiones, denunciaron a sus compañeros por acoso y abuso sexual desde la semana pasado. Tras el escándalo y una denuncia por parte de una de las víctimas, intervino la Justicia. Ahora, la fiscal Correccional y de Menores 1, María Laura Álvarez, le solicitó al juez César Jiménez que los seis alumnos acusados terminen la cursada de forma online. Además, le solicitó a la escuela que se les imponga una prohibición de acercamiento hacia las denunciantes.

 

Qué denunciaron las adolescentes del Colegio Roque González

Con una sentada en señal de protesta, las adolescentes de 14 y 15 años que cursan el segundo año en dicho instituto denunciaron que, desde comienzos de año, padecen situaciones de acoso sexual mediante mensajes de texto, manoseos por parte de sus compañeros. Incluso, aseguraron que les sacaban fotos debajo de las polleras para difundirlas en grupos de redes sociales. Una situación que, según las jóvenes, había sido informada a las autoridades, aunque sin respuesta.

“Les levantaban la pollera, les sacaban fotos desde abajo cuando estaban paradas y pasaban las fotos en los grupos. Las manoseaban: era un acoso constante. Mi hija no quería ir más al colegio”, afirmó la madre de una de las jóvenes a un medio local según TN. “Nuestras hijas presentaron una nota en el colegio contando lo que sufren desde principio de año y se nos informó en el grupo de WhatsApp de padres. Ahí hablamos con ellas y nos mostraron los chats de las cosas horribles que decían los alumnos”, dijo otra. Por este motivo, decidieron radicar una denuncia en la Policía de Misiones.

Los adolescentes involucrados admitieron las acusaciones que realizaron sus compañeras del Colegio Roque González

Luego del escándalo, el rector del colegio y sacerdote, Juan Rajimón, brindó una conferencia de prensa a medios locales, donde afirmó que los alumnos que fueron denunciados por sus compañeras “reconocieron la situación”. “Desconozco la situación de cómo está el aula hoy, pero el colegio tomó conocimiento e inmediatamente comenzó a actuar. Cuando surge esta situación hay un equipo que se encarga de actuar y desconozco en qué etapa están”, aseguró.

“Hablamos con los padres y se conversó, cuando surgió la sentada se habló con las chicas. Hay una denuncia legal y actuaremos acorde a lo que el juez disponga. En cuanto a la organización del aula, tenemos 12 docentes y tenemos que reorganizar todo el horario”, dijo el sacerdote. Y además, señaló: “En cuanto a las medidas que se van a tomar es para preservar la integridad de los menores y evitar la revictimización de las personas que han sufrido esta situación, primero el diálogo, medidas correctivas, advertencia verbal y suspensión con alejamiento de la institución”, las cuales serían comunicadas a los padres y tutores.

Alumnas acusan a sus compañeros de abuso y acoso sexual: implementación de la ESI como medida urgente

La Defensoría de los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de Misiones se expresó sobre lo ocurrido en el Colegio religioso Roque González.

“La situación actual demanda que los adultos seamos capaces de escuchar y estar a la altura de las circunstancias brindando escucha empática, protección, e información a cada adolescente de nuestra provincia para visibilizar hechos de violencia y abuso que hombres y también mujeres formadas en un sistema patriarcal continúan naturalizando, justificando y minimizándolas”, aseguraron en un comunicado.

“Por ello esta Defensoría exhorta a cumplir con la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI) en cada establecimiento educativo de la provincia que avance en la desnaturalización y deconstrucción de estas prácticas, reconociendo los derechos de niñas, niños y adolescentes, y en el caso en particular, reconozca su voz, proteja su integridad y promueva una cultura de respeto, equidad y diversidad”, afirmaron en el documento. Además, completaron: “Cuando se naturaliza el silencio, se naturaliza el abuso”.

Por su parte, el director ejecutivo del Servicio Provincial de Enseñanza Privada de Misiones (SPEPM), Luis Bogado, también resaltó la importancia de implementar la ESI. Además, informó que un equipo multidisciplinario se presentó en el establecimiento para acompañar a las víctimas y que le solicitaron al colegio que informe cuáles fueron las medidas que se implementaron.

“Cuando suceden estas situaciones se plantea la necesidad de generar procesos de manera sistemática para lograr la protección de los derechos de los estudiantes, y una intervención eficaz en este tipo de sucesos, fundamentalmente en la confidencialidad de los hechos”, dijo en declaraciones a medios locales.

“El escenario va cambiando permanentemente, y esto exige generar nuevas instancias de aprendizaje y acompañamiento. En esto es clave la familia; el equipo está para acompañarlas, no solo a las familias de las víctimas sino también de los chicos tildados como agresores. Queremos llegar al cese de todo tipo de agresiones”, concluyó.

 

Tras la denuncia de abuso y acoso sexual de alumnas a sus compañeros: cuáles fueron las actuaciones de la Justicia

Luego del escándalo, el juez Cesar Raúl Jiménez, titular del Juzgado Correccional y de Menores 2 de Posadas, actuó de oficio y se presentó en la escuela para hablar con las víctimas y mantener un encuentro con el rector Rajimón. “Nos reunimos con todas las niñas que integran el 2do año, se sienten vulneradas en sus derechos y escuchamos sus reclamos”, señaló a la prensa local.

“Tenemos que convenir con la comunidad educativa es instalar la ESI como una alternativa frente a este tema, porque si no estamos parchando, resolvemos esta situación, pero al año que pasa lo mismo, y ese es el interés puntual que tenemos”, agregó.

En tanto, la fiscal Correccional y de Menores 1, María Laura Álvarez, le pidió al magistrado que los seis alumnos acusados por el presunto delito de distribución de material con contenido sexual finalicen el ciclo lectivo de forma online, que el colegio no les renueve la matrícula y que se les aplique una prohibición de acercamiento hacia las víctimas.

“La sola presencia de los menores en el aula implica un hecho violento, es someter a las víctimas a sus acosados y abusadores. Teniendo en cuenta la Convención sobre los Derechos del Niño; la Ley de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes y las Reglas de Beijing se hace necesario que los mismos continúen con su año escolar, garantizando así su derecho a la educación”, dijo la fiscal en el pedido presentado ante el juez Jiménez.

Además, la fiscal solicitó que se les realicen pericias en los teléfonos móviles de los acusados y que se les realicen un seguimiento psicológico del Gabinete Psicológico. Ahora, el magistrado deberá definir si dará lugar a lo solicitado por la letrada.




Recomienda esta nota: