01/11/2021

Argentina

CAMBIO CLIMÁTICO

La esperanza para “descarbonizar” el planeta: ¿Qué es el hidrógeno verde?

Cómo se extrae, para qué se utiliza, sus ventajas y desventajas y por qué las empresas invierten millones en el elemento que promete combatir el cambio climático.

Como uno de los grandes aliados para combatir la contaminación ambiental apareció el hidrógeno por ser una fuente de energía limpia, que no produce dióxido de carbono (CO2), en el marco del calentamiento global.

Este elemento químico es el que más abunda en el planeta y es uno de los más poderosos según TN: tienen tres veces más energía que la gasolina. La diferencia con ésta última es que el hidrógeno libera agua en forma de vapor, por lo tanto es un combustible que se ve viable para reducir el humo que generan los medios de transporte.

El único inconveniente del hidrógeno es que no se encuentra como una molécula única en el planeta, sino que solo existe en combinación con otros elementos. Por ende, hay que separar al hidrógeno de las otras moléculas para usarlo como combustible.

 

Inversión en Argentina para producir hidrógeno en Sierra Grande

Durante la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow, Escocia, el Gobierno Nacional anunció un acuerdo con la empresa australiana Fortescue que implica una inversión US$8.400 millones para producir hidrógeno verde en Sierra Grande, la mina subterránea de hierro más grande de Sudamérica.

 

Hidrógeno verde: cómo se extrae

En la actualidad, el 99% del hidrógeno usado como combustible se produce a partir de fuentes no renovables. Mientras que menos del 0,1% se produce a través de la electrólisis del agua, según la Agencia Internacional de la Energía. Esto quiere decir que las empresas siguen contaminando el medioambiente para extraer hidrógeno.

Sin embargo, hace unos años se empezó a producir hidrógeno a partir de energías renovables como el sol y el viento, usando un proceso llamado electrólisis. Este mecanismo emplea una corriente eléctrica para dividir agua en hidrógeno y oxígeno en un aparato llamado un electrolizador.

Así se forma el hidrógeno verde, que es 100% sostenible, pero mucho más costoso de producir que el hidrógeno tradicional. Asimismo, desde muchos gobiernos creen que puede ser una solución ecológica para las industrias más contaminantes como la química o de transporte. Petroleras como Repsol, BP y Shell están entre las empresas que han lanzado proyectos de hidrógeno verde.

 

Hidrógeno verde: sus ventajas

  • Es una fuente de energía limpia, ya que solo libera agua (H2O), en forma de vapor, y no produce dióxido de carbono (CO2). Cuando el hidrógeno se quema solo deja tras de sí vapor de agua, en lugar de los gases de efecto invernadero que provienen de los combustibles fósiles.
  • Es más liviano que cualquier otro elemento de la tabla periódica, por eso las primeras aeronaves usaban motores de hidrógeno.
  • La mayoría de los países apuntan sus cañones hacia el hidrógeno verde. Esto incluye a la Unión Europea (UE), que en su “Estrategia de hidrógeno para una Europa climáticamente neutra”, publicada a mediados de 2020, se comprometió a invertir US$430.000 millones en hidrógeno verde para 2030.

 

Hidrógeno verde: sus desventajas

  • Los costos son mucho más altos que los que requiere, por ejemplo, el gas natural.
  • Es considerado peligroso como combustible por ser altamente inflamable, por lo que transportarlo y almacenarlo de manera segura es todo un desafío.
  • Existen muchas dificultades para producirlo.
  • Requiere de grandes cantidades de energía, además de ser muy costoso.

 




Recomienda esta nota: