12/11/2021

Argentina

INFLACIÓN

El aumento de precios en EEUU le pone más presión a la inflación en la Argentina

La mayor inflación puede complicar aún más el delicado panorama económico doméstico.

Se conocieron los datos de inflación de Estados Unidos y China esta semana, dos potencias económicas muy diferentes entre sí y sin aparentes coincidencias con la Argentina. Sin embargo, les une el hecho de que los precios subieron en los últimos meses. La aceleración inflacionaria tiene impacto local, especialmente en los insumos importados.

En Estados Unidos, la inflación minorista de octubre marcó 6,2% interanual y registró así el mayor valor desde 1990. El alza fue generalizada para todos los sectores, aunque es particularmente notable en el de la energía, la vivienda, la comida y los vehículos, así lo informó TN.

China, en tanto, registró una suba interanual de 1,5% de los precios en octubre. El valor más que duplicó al 0,7% previo.

Argentina, a otro ritmo

Los números internacionales, aunque altos, están lejos de las escalas que maneja la economía argentina. Este jueves se conoció el dato de octubre, que volvió a alcanzar el 3,5% mensual. A nivel interanual, en tanto, la suba fue de 52,1%.

Sin embargo, la suba de los precios internacionales fue señalada por el ministro de Economía Martín Guzmán como uno de los principales factores que impulsó al índice de precios al consumidor durante este año. El funcionario apuntó particularmente al incremento en los valores internacionales de los alimentos.

El FMI también se refirió al tema y resaltó el encarecimiento en el costo de los alimentos y la energía. Además, el organismo anticipó que las presiones sobre los precios seguirán presentes.

Cómo impacta la inflación internacional en la Argentina

Tras congelar el precio de alimentos y medicamentos, el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti dijo esta semana que le preocupaba la inflación importada. Precisamente, economistas consultados por TN coincidieron en que la suba de precios internacionales pueden impulsar los costos domésticos y complicar la recuperación económica.

“Los datos de inflación en Estados Unidos y China combinados con la fortaleza del yuan generan un encarecimiento de las manufacturas del gigante asiático, que es líder en muchos mercados. Es una presión al alza de nuestros precios de importación”, señaló Gabriel Caamaño, socio de Consultora Ledesma.

Guido Lorenzo, director ejecutivo de LCG, se manifestó en la misma línea: “Afecta directamente a los valores domésticos porque los importadores pagan a precio a internacional. Entonces hay inflación en dólares, por lo tanto, el precio doméstico en esa moneda también sube y se traslada al valor en pesos”.

Si los precios de las importaciones suben, también aumentará la presión sobre las reservas del Banco Central, que se utilizan para financiar las compras al exterior. En octubre, el organismo tuvo que limitar las importaciones para evitar sacrificar más dólares de sus arcas.

Finalmente, la solución del mundo desarrollado para controlar los precios puede ser otra mala noticia para el Gobierno. “Si la inflación internacional se combate con una suba de tasas podría ralentizar la recuperación a nivel internacional y eso termina afectando a la región y, vía indirecta, a la Argentina”, explicó Lorenzo.

Es que, si los países desarrollados pagan intereses más altos atraerán a los capitales internacionales, que se retirarán sus inversiones de economías más riesgosas, como las latinoamericanas. “Si bien la Argentina está bastante aislada del resto del mundo mundo, siempre hay algún nivel de integración”, cerró el economista de LCG.




Tags


Recomienda esta nota: