18/11/2021

Argentina

EL ORIGEN DE LA PANDEMIA

Un científico norteamericano habría identificado al primer infectado por coronavirus

El denominado “caso cero” sería un vendedor de mariscos que trabajaba en el mercado de animales de Huanan (Wuhan).

Un científico norteamericano advirtió que podría haber hallado al primer infectado de Covid-19 tras analizar varias fuentes, tales como periódicos y datos hospitalarios accesibles. El denominado “caso cero”  aún permanece sin develarse y, tras una primera misión infructuosa, un grupo de científicos volverá a pisar suelo chino para determinar el origen del SARS-CoV-2. Según el científico, el caso cero se trataría de un vendedor de marisco que trabajaba en el mercado de animales de Huanan (Wuhan).

Michael Worobey se presenta como un biólogo evolutivo especializado en el origen, surgimiento y control de patógenos. Además, es un reconocido experto en este campo en la Universidad de Arizona. Según advierte en el documento, tras un análisis exhaustivo de la información disponible, descubrió discrepancias en la línea de tiempo que la propia Organización Mundial para la Salud (OMS) habría establecido.


Qué dice la investigación que habría detectado al primer infectado de la pandemia

La importancia de detectar al primer infectado radica en conocer cómo fue el salto que realizó el virus hacia los humanos. En la actualidad, la OMS planteó cuatro escenarios posibles: trasmisión zoonótica con un animal como intermediario; un salto entre especies sin intermediario, la ingestión de un animal infectado o la denominada fuga de un laboratorio.

Ante cada hipótesis, el escenario se modifica. Sin embargo, en el documento publicado en la reconocida revista científica ScienceWorobey se centra en el mercado de Huanan en Wuhan y en particular sobre un proveedor de mariscos. Aunque según TN, aclara que “no está claro si la aparente preponderancia de casos de COVID-19 hospitalizados que están asociados con este mercado es realmente un reflejo del brote inicial”.

El 30 de diciembre de 2019, la Comisión de Salud Municipal de Wuhan (WHC) emitió dos avisos de emergencia a los hospitales locales alertándolos sobre pacientes con neumonía inexplicable, varios de los cuales trabajaban en el mercado de Huanan, y estableciendo un plan de tratamiento y respuesta. Tras una búsqueda de casos que superaron ampliamente la docena, lograron detectar que el 66% de los pacientes tenían un vínculo con dicho establecimiento. Es decir que no todos se infectaron en el mismo lugar.

“En esta ciudad de 11 millones de habitantes, la mitad de los primeros casos están relacionados con un lugar del tamaño de un campo de fútbol”, analizó el especialista y añadió: “Se vuelve muy difícil explicar ese patrón si el brote no comenzó en el mercado”. “Si el mercado de Huanan fue la fuente, ¿por qué solo uno o dos tercios de los primeros casos estaban vinculados con él? Quizás una mejor pregunta es ¿por qué se esperaría que todos los casos detectados semanas después del brote se limiten a un solo mercado?”, reflexionó.


El origen de la pandemia: una investigación con muchas dudas

En el documento que ya cuenta con revisión de pares, Worobey apunta a un vendedor del mercado de Wuhan como el paciente cero. Siendo que antes de infectar al proveedor de animales, posicionado como primer contagiado, habría infectado a alguien más, ya que existen estudios que advierten que la primera infección habría ocurrido a mediados de noviembre de 2019.

No se debe esperar necesariamente que los primeros casos conocidos sean los primeros infectados o que estén vinculados al mercado de Huanan: probablemente fueron postfechados”, resaltó el científico. “Solo aproximadamente el 7% de las infecciones por SARS-CoV-2 conducen a hospitalización; la mayoría vuela por debajo del radar”, señaló.

Asimismo, aventuró que “lo más probable es que el caso índice fuera uno del aproximadamente 93% que nunca requirió hospitalización y, de hecho, podría haber sido cualquiera de los cientos de trabajadores que tuvieron incluso un contacto breve con mamíferos vivos infectados”. “Aunque puede que nunca sea posible recuperar virus relacionados con animales si no se tomaron en el momento de la emergencia, se puede obtener evidencia concluyente de un origen del mercado de Huanan a partir de la vida silvestre infectada”, concluyó el científico.





Recomienda esta nota: