19/11/2021

Argentina

TRAS LAS ELECCIONES

La Federación Agraria pide que el Gobierno y el nuevo Congreso atiendan a la agenda del campo

La entidad que dirige Carlos Achetoni tuvo su primer encuentro presencial del Consejo Directivo tras las restricciones por el Covid-19.

Este jueves en su sede nacional ubicada en Rosario, el Consejo Directivo Central (CDC) de la Federación Agraria Argentina (FAA) tuvo el primer encuentro presencial luego de las restricciones impuestas por la pandemia. Los dirigentes aseguraron que como lo definió el presidente Alberto Fernández, “es fundamental, para salir de la crisis en la que está en país inmerso, que se atienda lo que el sector agropecuario necesita”.

Los federados también apuntaron a que en el “nuevo equilibrio parlamentario tras las elecciones” se encuentren los consensos necesarios “para alcanzar aquellas políticas públicas que el sector viene demandando”; entre otras según TN, la actualización del monto de la Ley de Emergencia Agropecuaria, la reglamentación de la Ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar N° 27118, y “un verdadero Plan Ganadero Nacional a largo plazo”.

 

Retenciones progresivas y con doble deducción de ganancias

Así, la entidad que preside Carlos Achetoni, y que forma parte de la mesa de enlace, señaló que se debe “encontrar el acompañamiento para establecer en las retenciones un sistema progresivo hacia un mínimo no imponible, con doble deducción de ganancias en la compra de insumos y maquinarias, pensando en reducciones segmentadas paulatinas hasta llegar a cero, que responde a la demanda del universo productivo”.

En la reunión, debatieron la agenda agropecuaria, apuntando a que “en este período de análisis post electoral, todo el arco político escuche y dé las soluciones correspondientes a lo que los productores necesitamos y venimos reclamando”.

Al ser el primer encuentro realizado de manera presencial tras atravesar las restricciones impuestas por el Covid-19, rindieron “un sentido homenaje a aquellos argentinos, y federados en especial, que perdieron sus vidas, a través de un minuto de silencio”.

En ese marco, los federados auguraron que las propuestas de campaña pre electoral de todos los partidos políticos conduzcan a concretar esas acciones, que “no queden solo en promesas ni títulos de diarios, sino que se efectivicen con proyectos de ley en el Congreso y que sirvan para atender las demandas planteadas por los pequeños y medianos productores”. También pidieron que ese debate los incluya “para enriquecer algunos proyectos presentados que le han dado poco protagonismo al sector primario que representamos”.

Los integrantes del Consejo Directivo afirmaron que “la política sigue manteniendo una deuda histórica con el sector que representan”. Además, indicaron que la agricultura familiar, en un desarrollo socio económico nacional, se debe transformar “en la bandera que devuelva la vida a la ruralidad argentina, y así contribuir a poner en valor a los pueblos del interior productivo”. En ese sentido, la entidad ratificó su disposición con todo el arco político “para trabajar en proyectos de ley que conduzcan a ese rumbo”.

En ese contexto, desde la Federación Agraria indicaron que “es necesario que tanto el Gobierno nacional como la oposición entiendan la urgencia de recomenzar una agenda de trabajo en común, en el marco de una compleja situación económica y social, que necesita el esfuerzo de todos los sectores para salir adelante”.

Por eso, consideraron, se deben “abordar las distintas problemáticas, con políticas públicas que estimulen la producción, como por ejemplo para las economías regionales, que son potencialmente las generadoras de empleo, pero que hoy están alicaídas y es necesario reactivarlas de forma urgente”.

En referencia al proyecto que el Gobierno elaboró con el Consejo Agroindustrial y que fue presentado en el Congreso, agregaron: “Si el desafío real es poder alcanzar las aspiraciones de llegar a exportar 150 millones de toneladas de producción de granos, contar con la industrialización para llegar a los US$ 100 mil millones de productos exportables, con la generación consecuente de 700 mil empleos, debe haber, necesariamente, un estímulo importante a la producción primaria”.

En ese ámbito, y de cara a la nueva composición legislativa, en pos de una Argentina que necesita “un crecimiento sostenido económico y con generación de empleo”, la entidad consideró que “es necesario articular leyes que estimulen e impulsen las producciones de las economías regionales, desatendidas a lo largo de los distintos gobiernos. Hoy nuestros representados padecen una inviabilidad productiva como consecuencia de una alta inflación en dólares de los insumos que se necesitan para producir, teniendo la difícil tarea de vender los productos en mercado con una distorsión de precios desleal entre los que cobra el productor en chacra y lo que paga el consumidor en góndola”.

Esto, sumado a “una economía deprimida”, los arroja a “una constante desaparición de muchos ellos”, indicaron. “Asimismo sucede que muchos de ellos no son sujetos de crédito, según los requisitos de las entidades bancarias. En otros casos padecen la falta de créditos acorde a las condiciones productivas. En síntesis, hay que generar condiciones para frenar la concentración y el desarraigo”, puntualizaron.


Tags


Recomienda esta nota: