06/01/2022

Argentina

CORONAVIRUS

Las causas detrás de los 100.000 casos de Covid

La Argentina superó esa cifra en las primeras semanas de la tercera ola y en pleno récord de movimiento turístico.

Este jueves Argentina superó los 100.000 casos de coronavirus en solo 24 horas y se sumó al pequeño grupo de países que pasaron ese umbral. Debido a la circulación de la variante Ómicron y el relajamiento de las medidas de cuidado, los infectólogos estiman que los casos seguirán creciendo.

Como contrapartida, y a diferencia de las dos olas anteriores, la ocupación de camas de terapia intensiva con pacientes con diagnóstico Covid-19 positivo y los fallecimientos crecen a menor velocidad, debido al alto porcentaje de población vacunada.

Sin embargo, para enfrentar a Ómicron con mayor robustez el país necesita avanzar con la aplicación de dosis de refuerzo, especialmente en los grupos de mayor riesgo. Al mismo tiempo que resulta fundamental incentivar la inmunización de los más jóvenes.

Fuerte aceleración en la duplicación de contagios

Si bien la falta de secuenciación genómica no permite confirmar todavía si Ómicron es la variante predominante en la Argentina, por la suba exponencial de contagios -en sintonía con lo que está sucediendo en otros países- la mayoría de los especialistas entiende que va desplazando a la Delta y que por eso el pico de casos todavía no llegó.

En los últimos siete días, se registraron 418.558 nuevos contagios, es decir 59.794 cada 24 horas. Si se compara con los 20.105 que se informaron la semana anterior, la suba alcanzó el 197%.

Los datos muestran además que desde mediados de diciembre los casos acumulados se fueron duplicando todas las semanas, con un salto en el que se triplicaron en la Navidad.

Por el comportamiento de la enfermedad, los casos de los últimos días corresponden a contagios que se produjeron en las reuniones de Nochebuena y aún restan conocerse los datos de Fin de Año y del movimiento turístico récord en el inicio de las vacaciones de verano.

Qué muestran los datos de las olas anteriores

Si, como viene sucediendo hasta ahora, la curva de contagios mantiene el mismo comportamiento de las dos primeras olas, todavía no se alcanzó el pico de la tercera ola, tal como lo anticipan los infectólogos que siguen de cerca la situación epidemiológica del país.

En el caso de la ocupación de camas de terapia intensiva el efecto de la vacunación hasta ahora viene mostrando que los sueros contra el coronavirus minimizan los casos graves.

Pero con casi 750.000 personas mayores de 60 años que aún no se inmunizaron y con una enfermedad cuyo ciclo requiere de entre 10 y 14 días para derivar en casos críticos, a partir de la próxima semana el sistema de salud prevé un crecimiento más pronunciado de las internaciones.

De forma paralela, los fallecimientos también se redujeron fuertemente con la vacunación, pero como ocho de cada diez de los pacientes internados no recibieron ninguna dosis o aún no completaron los esquemas, las cifras nuevamente podrían comenzar a crecer.

Por la combinación de los datos de vacunación, internación y fallecimiento, todavía no hay alarma entre las autoridades que deben adoptar medidas sanitarias (como el pase sanitario o la suspensión de eventos masivos), pero sí, se sigue de cerca lo que sucede en cada distrito.

La mayor preocupación hoy está en la cantidad de personas aisladas por ser positivas o contactos estrechos y su impacto en la economía./TN





Recomienda esta nota: