07/01/2022

Argentina

INTERCAMBIO

El guiño del Gobierno en la CELAC: enviaría una delegación a la asunción de Daniel Ortega en Nicaragua

Alberto Fernández obtuvo este viernes la presidencia de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y Caribe gracias al aval de la administración nicaragüense.

La Argentina consiguió este viernes la presidencia de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y Caribe (CELAC) gracias al apoyo de Nicaragua. Ahora, el Gobierno de Alberto Fernández enviaría a una delegación oficial a la asunción de Daniel Ortega, reelecto luego de detener candidatos y eliminar partidos opositores.

Así lo indicó embajador argentino en Nicaragua, Mateo Daniel Capitanich, al diario local ‘La Prensa’. “Estamos a la espera de la confirmación de la persona que asistirá en representación de Argentina. Asistirá alguien del ámbito del Gobierno, pero no podría confirmar quién sería la persona”, anticipó Capitanich.

Ante la consulta de TN, en el Ejecutivo nacional aseguraron que todavía no hay decisión concreta tomada. Sin embargo, admitieron estar al tanto de las declaraciones del embajador y no hubo desmentida. La asunción es el 10 de enero.

Por otra parte, según consignó la agencia internacional Europa Press, la vicepresidenta y esposa de Ortega, Rosario Murillo, aseguró el jueves que la Argentina está entre las decenas de países que ya han confirmado su asistencia a la toma de posesión de Ortega.

Con el aval de Nicaragua, la Argentina asumió la presidencia pro témpore de la CELAC

El Gobierno de Alberto Fernández buscaba las presidencia de la CELAC -que requiere la unanimidad de sus miembros- desde el año pasado. En septiembre del 2021, todavía restaba convencer a Nicaragua, que se oponía a la postulación por la posición argentina ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Finalmente, este viernes, los enviados de Daniel Ortega dieron el aval y el Presidente se anotó lo que el oficialismo considera el primer “triunfo diplomático” del año. El foro regional no incluye a Estados Unidos, Canadá y a Brasil, y funciona como una suerte de “contra” a la OEA.

En noviembre pasado, Ortega fue reelecto para un quinto mandato de cinco años. Durante el proceso electoral, el Estado nicaragüense detuvo a siete aspirantes a candidatos presidenciales de la oposición acusados de “traición a la patria”.

El Gobierno también llevó adelante la eliminación de tres partidos políticos opositores, la derogación de la observación electoral y el establecimiento de leyes que restringían la participación en el proceso.

La Argentina fue uno de los 25 países que respaldaron la resolución de la OEA que declaró como “ilegítimas” las elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua. Sin embargo, el Gobierno de Alberto Fernández se negó luego en reiteradas oportunidades a condenar las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua o implementar sanciones contra el gobierno de Ortega./TN

 





Recomienda esta nota: