12/04/2022

Argentina

Argentina

La Casa Rosada y las diferencias entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner

Qué le cuestiona el kirchnerismo a la política del presidente. Los posibles cambios en el gobierno. La reunión de los gobernadores.

"En este escenario hay dos posibilidades: acordar y fortalecer entre todos al Gobierno o cambiar piezas en lugares estratégicos", aseguran en diálogo con Página/12 desde el entorno más próximo del presidente Alberto Fernández sobre la crisis interna que transita en el Frente de Todos. Argumentan que "el gobierno está bien, pero es muy difícil gestionar si los miembros de tu propia alianza no te defienden".


El mandatario dijo este lunes que no estaba pensando en hacer cambios de gabinete, pero en Casa Rosada aclaran que los cambios, si bien no serían de ministros, se basarían en "microcirugías" dentro de distintos organismos, por ejemplo, en YPF o Aerolíneas Argentinas, o en puestos dentro del ministerio de Economía ocupados por representantes del kirchnerismo. "No puede ser que estemos financiando la campaña que nos hacen en contra", argumentan cerca del Jefe de Estado. Lo cierto es que esta semana todas las miradas estarán puestas en el ministro de Economía, Martín Guzmán, por el número de inflación de marzo que se conocerá el miércoles y que se espera que supere los 6 puntos.


Desde Balcarce 50 agregan que "hay que ordenar el área energética". En ese sentido, adelantan podría haber cambios en el Enre y otros puestos clave dentro de la cartera que conduce Guzmán. El secretario de Energía, Darío Martínez, aclaran, no estaría en duda. En Casa de Gobierno están molestos porque desde el primero de abril el Enre, en manos de representantes del kirchnerismo, debía convocar a audiencias públicas para debatir el aumento de las tarifas eléctricas y aún no lo hizo, situación compleja de cara a la revisión que se aproxima del FMI el mes que viene.


Desde sectores del kirchnerismo, en tanto, resaltan que "hasta el propio Presidente asegura que no habrá cambios" y opinan que "esas son operaciones de los propios albertistas que aprietan por los medios, pero que no logran más que debilitar al Presidente porque después no pasa nada".


La reunión entre el Presidente y la vicepresidenta se sigue postergando y no tiene fecha de concreción. Este lunes, sin embargo, CFK rompió el hielo y le envió flores a Fernández con un mensaje por el nacimiento de su hijo. Según cuentan cerca del mandatario ese gesto fue leído como una especie de mensaje para "calmar la interna". También cuentan que hace semanas se trabaja en lograr una mesa en la que se sienten "segundas líneas", para poder conversar.


Los que están oficiando de intermediarios, o al menos intentando concretar esas "mesas de segundas líneas", son el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro y el Canciller, Santiago Cafiero. "Alberto se juntó a almorzar con Wado y ahí le dijo que él no iba a llamar a Cristina. AF y CFK no suelen solucionar nada cuando se juntan porque cada uno tiene su postura y cuando terminan ninguno cambió el pensamiento del otro. Son complicados y no saben acordar", describe una persona que conoce muy bien a los dos.


Desde Casa Rosada subrayan que un gesto por parte del Presidente para intentar calmar las aguas fue su no asistencia al acto que el sábado encabezó el exministro de Defensa, Agustín Rossi, del que participaron todos los ministros "albertistas". "Rossi está apareciendo mucho en los medios, pero no hay cambios pensados de ministros", expresan en Balcarce 50. Luego, añaden que "en 2021 tuvimos un año muy bueno. Ahora hicimos acuerdos importantísimos para tener gas con Brasil y con Bolivia, pero la sensación es que nos quedamos en el área cuando tenemos todo para hacer el gol", resaltan y consideran que eso se da por los problemas internos.


Desde el kirchnerismo cuestionan la gestión de Fernández en materia económica porque consideran que, si bien hay números que indican el crecimiento de la economía, esa mejora no se ve reflejada en los sectores mayoritarios de la población ni en aumentos en los salarios para que puedan ganarle a la inflación. Cerca del Presidente cuestionan que "el kirchnerismo se queja, pero no le da tiempo al gobierno. Néstor (Kirchner) tardó 45 meses en recuperar el salario. Primero había que recuperar el empleo y después se puede discutir en ese marco el salario".


"La situación está mejor de lo que se construye. El turismo explotó, también el consumo y bajó la pobreza", expresan cerca del Presidente e indican que esperan que este fin de semana, después de los números altos de inflación, haya buenos datos del turismo y la actividad económica por el fin de semana largo. "El tema es que no nos dan la derecha en una y es grave que tengamos que defendernos de los propios", puntualizan. "Hay que acomodar distinto las piezas y mejorar los salarios. El debate era si con bonos o paritarias y se eligió paritarias, pero puede que también haya bonos para los trabajadores no registrados", adelantan.


La reunión de los gobernadores

Un grupo de 19 gobernadores oficialistas y opositores se iban a reunir este martes en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y hasta última hora del lunes el encuentro estaba confirmado para las 16. Algunos gobernadores, incluso, viajaron a Buenos Aires para estar presentes y otros iban a participar de forma virtual. Sin embargo, el encuentro se suspendió a último momento y aún no hay nueva fecha. La última reunión de gobernadores en el CFI había sido el 30 de marzo, luego de la reunión que los gobernadores tuvieron en Casa Rosada con el ministro del Interior y el Presidente por los fondos coparticipables.





Recomienda esta nota: