25/04/2022

Argentina

CONTROVERSIAL CAMPAÑA

El intendente de Morón defendió la campaña sobre drogas y desmintió alentar al consumo

El Programa tiene como objetivo realizar distintas acciones desde el Estado local para reducir las consecuencias negativas que genera el consumo en los usuarios de estas sustancias.

El intendente bonaerense de Morón, Lucas Ghi, sostuvo hoy que la campaña de reducción de daños que realiza el municipio "no alienta el consumo" de drogas sino que "da información y promueve ámbitos de debate para sacar el tema del territorio de lo tabú", lo que a su vez permite, advirtió, "prevenir desenlaces tan traumáticos como el de Puerta 8 y Time Warp".

"El Estado debe generar políticas de acceso, acompañamiento, cuidado y el suministro de información para que se sepa cuál es la práctica y los riesgos", remarcó Ghi en declaraciones a Télam, en relación al rol que cumple la comuna con el Programa de Reducción de Riesgos y Daños asociados al consumo de sustancias psicoactivas legales e ilegales.

Durante la realización de un festival organizado ayer por el municipio en el parque Gorki Grana, en uno de los 74 puestos instalados por la intendencia fueron distribuidos folletos destinados a promover distintas recomendaciones sobre el consumo problemático de distintas sustancias, entre ellas, cocaína.

"No se alienta el consumo de ningún tipo de sustancia, pero frente a aquella persona que sí decide hacerlo se promueven espacios de información y conocimiento", detalló Ghi sobre los consejos exhibidos en esa folletería, incluidos en el nuevo paradigma de reducción de daños que lleva adelante la comuna.

Esta tarde, dirigentes de Juntos por el Cambio se manifestaron en redes sociales en torno al folleto difundido por la municipalidad de Morón.

El ministro de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y ex intendente de Vicente López, Jorge Macri, escribió en su cuenta de Twitter: "La provincia convive todos los días con el drama de las drogas. No podemos permitir que se naturalice".

En esa línea, el presidente del bloque PRO en Diputados, Cristian Ritondo, compartió un video con el testimonio de Dante, un profesor de box "que luchó mucho tiempo por alejarse del infierno de la adicción a las drogas", y afirmó que "la reducción de daños es con una política integral de lucha contra las mafias, prevención, educación y ayuda a los adictos".

En tanto, el intendente de Morón remarcó que "el Estado debe dejar de mirar para otro lado" y brindar información y elementos "para que no tengamos que padecer desenlaces tan traumáticos".

"Hechos como el de Puerta 8 en Tres de Febrero o el de Time Warp de hace unos años no se explican si no es por falta de una política que brinde información certera confiable y seria sobre este tema", subrayó Ghi y agregó que "hay quienes aprovechan para tergiversar y banalizar" las iniciativas de reducción de daños, que apuntan a informar para evitar muertes por sobredosis.

Para el intendente de Morón (Frente de Todos), la clave en estos casos es "sacar el tema del territorio de lo tabú y, de esa manera, prevenir".

"En países desarrollados se viene trabajando para sacar a la persona usuaria de estas sustancias del plano de ilegalidad y criminalización y así traerlo a un abordaje más socio sanitario", añadió el jefe comunal al profundizar sobre el abordaje que intenta darle Morón a la problemática.

"Hay que abordarlo desde la esfera de lo socio sanitario y no en el marco de la ley de drogas del '89, que viene de la faz punitivista y represiva", insistió Ghi.

El Programa de Reducción de Riesgos y Daños asociados al consumo de sustancias psicoactivas ilegales y legales forma parte de una ordenanza sancionada por unanimidad en el Concejo Deliberante de Morón en junio de 2021.

El Programa tiene como objetivo realizar distintas acciones desde el Estado local para reducir las consecuencias negativas que genera el consumo en los usuarios de estas sustancias.

Entre otras medidas, la ordenanza indica en su artículo 3 que se deben "promover acciones orientadas a demorar todo lo posible el inicio del consumo de sustancias psicoactivas en edades tempranas", para lo cual propone actividades destinadas a la "sensibilización y difusión amplia de la temática".

En febrero pasado, murieron más de veinte personas que compraron cocaína adulterada en el barrio Puerta 8 de Tres de Febrero, mientras que en abril de 2016 el consumo de drogas sintéticas sin facilitar la ingesta de agua mineral produjo la muerte de cinco jóvenes en la fiesta electrónica Time Warp de Costa Salguero.





Recomienda esta nota: