27/04/2022

Argentina

Argentina

JxC ratificó su unidad pero la figura de Javier Milei altera la convivencia en la coalición

La alianza opositora Juntos por el Cambio (JxC) reunió hoy a su Mesa Nacional

La alianza opositora Juntos por el Cambio (JxC) reunió hoy a su Mesa Nacional y ratificó la "unidad" del espacio, pero la figura del diputado liberal Javier Milei altera la convivencia en la coalición a partir de la intención de algunos de los socios de avanzar en un acuerdo electoral con el dirigente libertario.


En el encuentro, que congregó a todas las cabezas de JxC, se aprobó un "manual de buenas prácticas" que establece que para la eventual incorporación de nuevos partidos debe haber "unanimidad" de todos los integrantes, en lo que fue presentado como un rechazo a la posibilidad de sumar a Milei para las elecciones del año próximo.


La figura de Milei enfrenta a dos sectores bien diferenciados de JxC: el ala "moderada", donde se inscriben la UCR y la Coalición Cívica, y el sector más duro que representan el expresidente Mauricio Macri y la titular del PRO, Patricia Bullrich, que en más de una oportunidad se mostraron interesados en avanzar en un entendimiento con el dirigente liberal.


La inquietud de Macri por incorporar nuevos sectores a la alianza opositora se inscribiría en su supuesta intención de postularse para las elecciones presidenciales del año próximo, como lo dejaron entender en las últimas semanas tanto desde su entorno como los distintos dirigentes de JxC.


Desde su irrupción en la política, Milei viene creciendo en las encuestas y puede seducir parte del voto duro de JxC, lo que explicaría el interés de Macri y un sector del PRO por sumarlos a las filas opositoras para enfrentar al Frente de Todos (FdT).


En noviembre pasado, Macri se había manifestado a favor de unir fuerzas con Milei: "Ojalá podamos confluir en una propuesta única en 2023, que ellos se sientan cómodos como para participar", dijo por entonces en declaraciones a la señal La Nación+.


En la misma línea se había expresado Patricia Bullrich, que además mantiene una buena relación con el diputado libertario.


"Yo no cerraría ninguna puerta", dijo Bullrich en diciembre pasado, en declaraciones al canal TN, donde además planteó que "el tiempo y las circunstancias del país pueden hacer que gente que hoy está en distintas coaliciones mañana pueda estar más cerca".


Pero la definición mayoritaria de hoy de la Mesa Nacional de JxC, de la que participaron los propios Macri y Bullrich, entre otros referentes del espacio, representa un distanciamiento de esas intenciones.


"Hay actores de la vida política que buscan el quiebre de JxC, entre ellos Javier Milei, que no forma parte de JxC e intenta quebrar nuestra unidad siendo funcional al oficialismo", advirtió la coalición en un documento conjunto firmado por todos los integrantes de la Mesa Nacional.


En lo que fue otra alusión a la figura de Milei, JxC manifestó representar "el cambio sin anarquía".


"Fuimos y somos, hace más de una década, el límite al kirchnerismo que necesita la Argentina y la alternativa de cambio profundo", añadió el texto.


Del encuentro en el Instituto Hannah Arendt de la cuidad de Buenos Aires participaron también el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el gobernador de Jujuy y presidente de la UCR, Gerardo Morales; el titular de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, y la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, entre otros referentes de la alianza opositora.


Como parte del sector moderado, Morales fue siempre una de las voces más refractarias a un eventual acuerdo con Milei, a quien considera un "límite" por representar la "expresión de un pensamiento antidemocrático".


Del mismo modo se expresó en numerosas oportunidades Elisa Carrió, que definió a Milei como un "emergente del cansancio, la bronca y de la ausencia de formación de las generaciones jóvenes", además de tildarlo como el "mayor fracaso de la educación kirchnerista ideologizada".


Por su parte, Milei respondió a JxC desde sus redes sociales y señaló que a través de su incursión en política representa una "fuerza nueva que viene a transformar la Argentina".


"Queremos romper con las ideas que han destruido nuestro país en los últimos 100 años. Nunca podríamos ir en un espacio que ha sido corresponsable del fracaso. Sí invitamos a todos aquellos que compartan nuestras ideas", subrayó.


En esa línea, el dirigente libertario sostuvo que "hoy gobiernan Cristina Fernández de Kirchner, La Cámpora y Alberto Fernández por el fracaso del modelo de las palomas tibias de JxC".


"Nos encerraron un año y medio con apoyo de Larreta y gobernadores radicales. Votaron juntos en el Congreso. Nuestro voto es transversal y su base es el fracaso del modelo de la casta", cerró.





Recomienda esta nota: