30/04/2022

Argentina

CONTROVERSIA

El Cels acusó a Morales de "tergiversar la realidad" sobre un conflicto de tierras en la provincia

Por su parte el Movimiento Nacional Campesino Indígena en Jujuy (MNCI) expresó que “Morales miente y desconoce la posesión de tierras campesinas en Palma Sola”

El Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) y un colectivo de trabajadores campesinos de Jujuy consideraron hoy que el gobernador de la provincia, Gerardo Morales, "tergiversa la realidad" cuando afirma que la Nación entregó de "forma ilegal" terrenos en la localidad de Palma Sosa, y reafirmaron que "la tierra es un derecho de las comunidades orginarias".

“El gobernador de la provincia de Jujuy busca criminalizar una política pública orientada a reconocer derechos campesinos e indígenas largamente postergados”, manifestó en un comunicado este colectivo de trabajadores.

El mandatario jujeño declaró en la jornada de ayer que el Ministerio de Agricultura de la Nación otorgó terrenos a militantes del Movimiento Evita "de manera ilegal" y anunció que presentará "una denuncia penal" ante esa situación.

Para el Cels esa afirmación de Morales “tergiversa el reconocimiento de poseedores de la tierra, iniciado por el municipio de Palma Sola, y desconoce que el Estado tiene que garantizar el acceso a la tierra de las comunidades campesinas e indígenas de todo el país”.

El pasado 19 de abril, sesenta y tres familias de la localidad jujeña de Palma Sola recibieron una carpeta de relevamiento campesino para la producción de la agricultura familiar, impulsado por el municipio local, la Secretaria de Agricultura Familiar de la Nación y el Parque Nacional Calilegua.

En 2016, el Concejo Deliberante de la localidad de Palma Sola, Jujuy, sancionó una ordenanza que declaraba “área campesina” a todo el territorio del municipio, excepto el ejido urbano.

“Esta figura protege el modo de vivir y producir de las comunidades campesinas, promueve el arraigo y preserva el medio ambiente, consideró el Cels, al indicar que “la gran mayoría” de las comunidades campesinas de este municipio, “son poseedoras, es decir, viven y trabajan ahí desde hace generaciones, pero no cuentan con un título de propiedad”.

En el marco de esta ordenanza, con el apoyo de la Secretaría de Agricultura Familiar Campesina Indígena, entre 2021 y 2022 se realizó el “Relevamiento territorial participativo del área Campesina Palma Sola”, reafirmaron desde la entidad defensora de los derechos humanos.

“El trabajo mostró que existen en el municipio 63 puestos y 18 parajes rurales”, motivo por el cual la semana pasada se entregaron carpetas a las familias que habitan en esos emplazamientos.

“Cada carpeta incluye información relevante para que las familias puedan demostrar que viven allí desde hace generaciones y así defenderse de intentos de desalojo”, agregaron.

En la jornada de ayer, Morales, expresó: "Rechazo terminantemente las acciones de funcionarios nacionales del Ministerio de Agricultura que, arrogándose atribuciones del Gobierno provincial y en abuso de sus competencias, emitieron instrumentos reconociendo la posesión de tierras a militantes del Movimiento Evita".

Para el Cels, “las comunidades campesinas e indígenas del país viven con la permanente amenaza de los desalojos”, al tiempo que “sus modos de vida y de producción son permanentemente acorralados por los emprendimientos económicos rentísticos”.

“Por eso, los relevamientos socio territoriales, la identificación de los poseedores y de sus prácticas de producción son fundamentales para garantizar el derecho a la tierra de estas comunidades. En una segunda instancia, permiten avanzar en el otorgamiento de títulos, individuales o colectivos”, aclaró el texto difundido por el Cels.

Desde el organismo consideraron que el “derecho internacional y el marco normativo nacional obligan al Estado, en sus diferentes niveles, a tomar las medidas necesarias para garantizar la posesión y propiedad de las tierras”.

“A más de siete años de su aprobación, sin embargo, la ley no se ha reglamentado y el programa en cuestión no se ha comenzado a aplicar”, finalizó el comunicado.

Por su parte el Movimiento Nacional Campesino Indígena en Jujuy (MNCI) expresó que “Morales miente y desconoce la posesión de tierras campesinas en Palma Sola”

“Vivimos tiempos donde existe una disputa por los territorios, mientras las familias campesinas y comunidades indígenas con posesión tradicional y publica cuidan de la madre tierra”, indicaron.

En la misma línea manifestaron que “el gobernador Morales avaló y agudizó desde el 2016 un proceso de mercantilización y concentración de tierras en Jujuy”.

"Seguiremos caminando hacia una Argentina libre de injusticias, luchando por nuestros derechos en cada rancho del campo profundo para que ningún campesino sea obligado a abandonar el territorio”, concluyeron.





Recomienda esta nota: