11/05/2022

Argentina

Argentina

Estiman que superficie sembrada con trigo caerá 8% y producción sería de 19 millones de toneladas

Por: Paola Mejías
La producción de trigo en la campaña 2022/23, pronta a comenzar, podría caer 14% hasta las 19 millones de tonelada a partir de una merma en el área por sembrar del 8%

La producción de trigo en la campaña 2022/23, pronta a comenzar, podría caer 14% hasta las 19 millones de tonelada a partir de una merma en el área por sembrar del 8%, que se ubicaría en torno a 6,35 millones de hectáreas, estimó hoy las Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De concretarse estas proyecciones, la producción será 3,1 millones de toneladas menor que la campaña anterior y la superficie sembrada retrocederá en 550.000 hectáreas, producto de bajas reversas hídricas en algunos sectores y un aumento de costos.

"La primera estimación de intención de siembra de trigo refleja que el productor no quiere dejar de hacer trigo pero que hay limitaciones: la primera es climática y le siguen los problemas de los altos costos y, por consiguiente, la menor fertilización que se plantea hacer", sostuvo la entidad bursátil.

Según detalló la Bolsa rosarina, el volumen estimado se obtuvo a partir de tener en cuenta pérdidas de área en torno a 200.000 hectáreas y un rinde promedio nacional de los penúltimos 5 años de 31 quintales por hectárea (qq/ha).

En este sentido, el trabajo descartó que el rinde en esta campaña alcance los 34 qq/ha como lo hizo en el ciclo 2021/22, ya que "la tecnología a aplicar este año será de inferior nivel".

El informe detalló que la siembra en Córdoba caería en 250.000 hectáreas en esta campaña al pasar de 1,35 a 1,1 millones de hectáreas, ya que los cordobeses "señalan en las encuestas que este año no hay agua, ni ganas para hacer trigo y los porcentajes de caídas están entre un 10% a 30%".

Para Buenos Aires, la BCR estimó una caída de 140.000 hectáreas hasta las 2,55 millones de hectáreas, mientras que en Santa Fe la reducción sería de 90.000 hectáreas.

También el trabajo remarcó que habrá una caída en el uso de la tecnología por "la mala relación insumo/producto", con un retroceso en la utilización del fósforo de 15% a 20 % y de la urea, entre el 10% y 28%.





Recomienda esta nota: