03/07/2022

Argentina

REPERCUSIONES

"No perdonamos", dijo la Asociación Anahí tras la muerte de Etchecolatz

Etchecolatz falleció este sábado a los 93 años en la Clínica Sarmiento de la localidad bonaerense de San Miguel.

La Asociación Anahí advirtió hoy que no perdona y que seguirá llevando adelante el reclamo de "Memoria, Verdad y Justicia como bandera”, tras conocerse la noticia de la muerte del represor de la última dictadura militar Miguel Osvaldo Etchecolatz .

“Nunca bajaremos los brazos. No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos”, definió la organziación a través de un comunicado.

La asociación recordó que Etchecolatz, "como director de la División de Inteligencia de la Policía Bonaerense durante la última dictadura militar, estuvo al mando de grupos de tareas y coordinó los centros clandestinos de detención del Circuito Camps”.

“Son innumerables los crímenes de lesa humanidad de los que fue partícipe, como secuestros, torturas, apropiaciones de niñes y desapariciones, y por ello fue condenado mediante juicios históricos, a 9 condenas a prisión perpetua, entre otros fallos”, añadió.

En otro tramo del informe sobre la vida del represor, el organismo de derechos humanos puntualizó que “el 24 de noviembre de 1976, este siniestro personaje coordinó en persona el ataque a la casa Mariani-Teruggi, y fue el responsable directo del asesinato y desaparición de 5 compañeres y el secuestro de Clara Anahí, a quien seguimos buscando hasta el día de hoy".

"'Chicha' Mariani fue una pieza fundamental en la lucha para llevar a Etchecolatz a la Justicia y que reciba en el 2006 su primera prisión perpetua por cometer delitos de lesa humanidad”, agregó.

La organziación recordó que “durante los juicios, Etchecolatz nunca dijo dónde está Clara Anahí, ni ninguno de les nietes apropiades, qué pasó con Jorge Julio López, ni dijo dónde están les desaparecides, jamás demostró arrepentimiento de sus actos. Mantuvo, hasta el último día, el cobarde pacto de silencio de las fuerzas armadas”, añadiéron.

Por último se señaló que “muchas veces la Justicia intentó brindarle a este genocida el beneficio de la prisión domiciliaria. Gracias a la organización y la lucha popular, jamás se le permitió disfrutar de la tranquilidad de su hogar. Etchecolatz murió ayer en una cárcel común y efectiva, algo que nos debe dar orgullo como pueblo. La construcción de un mundo más justo es posible, y requiere de una lucha colectiva permanente. Una y otra vez nos organizaremos para hacer escuchar nuestra voz, y seguiremos llevando el reclamo de Memoria, Verdad y Justicia como bandera”, definió le asociación.

Etchecolatz falleció este sábado a los 93 años en la Clínica Sarmiento de la localidad bonaerense de San Miguel, donde se encontraba internado con custodia policial.

Mano derecha del general de brigada Ramón Camps, será recordado en la historia argentina por ser uno de los rostros siniestros del terrorismo de Estado, planificador de la represión y su principal ejecutor en el área del Gran La Plata a partir del golpe de marzo de 1976.





Recomienda esta nota: