27/10/2022

Argentina

ENCUENTRO REGIONAL

La Celac ratificó su vocación en la construcción de un "orden internacional más justo"

Los ministros y ministras de Relaciones Exteriores de la Comunidad plasmaron el debate en una declaración consensuada entre los representantes de los 32 países miembros.

Los ministros y ministras de Relaciones Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) reafirmaron su vocación de trabajar por una "solución pacífica de las controversias en la región y en el mundo", ratificaron su compromiso con un "orden internacional más justo basado en el respeto al Derecho Internacional y el multilateralismo" y reiteraron el llamado de Naciones Unidas para "poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba".

Así quedó plasmado en la declaración consensuada entre los representantes de los 32 países miembros del mecanismo regional que participaron en el Palacio San Martín de la XXIII Reunión de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, cuya Presidencia Pro Témpore (PPT) ejerce la Argentina.

La declaración

Tras cuatro horas de deliberaciones, los cancilleres dieron a conocer el documento en el que se reafirma a la Celac como el "único mecanismo de diálogo y concertación que agrupa a los 33 países de América Latina y el Caribe", basado en la "diversidad" y en una "agenda común de bienestar, paz y seguridad para los pueblos", latinoamericanos y caribeños.

Asimismo, subrayaron que la región es "una zona de paz" y "libre de armas nucleares" que "propugna la solución pacífica de las controversias en la región y en el mundo", y comprometida en "desterrar para siempre el uso y la amenaza del uso de la fuerza".

Expresaron además que la agenda de la Celac "apuesta tanto a la concertación política como a la efectiva superación de la pobreza y las desigualdades en la región a través de la integración social, económica, productiva, cultural y ambiental".

Por otra parte, propusieron la realización de una reunión de ministros de Economía y Finanzas con el fin de "diseñar una agenda común" de América Latina y el Caribe que pueda "responder a la actual crisis económica mundial", atravesada por las consecuencias de la guerra en Ucrania.

En otro de sus puntos, la declaración destaca la "importancia" de avanzar en políticas públicas de salud para abordar el problema mundial de las drogas, al trempo que expresa la preocupación por los impactos del cambio climático,

En ese sentido, reiteraron la importancia de fortalecer el Fondo de Adaptación Climática y Respuesta Integral a Desastres Naturales de la Celac.

Acordaron también desarrollar la evaluación de proyectos de interconexión eléctrica regional, y la necesidad de fortalecer los mecanismos de cooperación Sur-Sur.

En materia económica, reiteraron su "preocupación" por las dificultades que enfrentan los países de renta media y alta, "excluidos de los flujos de financiamiento para el desarrollo" y ratificaron su compromiso con la construcción de un "orden internacional más justo, inclusivo, equitativo y armónico, basado en el respeto al Derecho Internacional, el multilateralismo" según los principios de la Carta de Naciones Unidas: "Igualdad soberana, cooperación internacional, integridad territorial y la no intervención en los asuntos internos de los Estados.

Renovaron su compromiso con la "consolidación de la democracia, el respeto de los derechos humanos y la defensa de la soberanía" en la región.

Y reiteraron el llamado de la Asamblea General de la ONU a "poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, que "además de ser contrario al derecho internacional, causa graves daños al bienestar del pueblo cubano".

Ratificaron el "rechazo" a las listas y certificaciones unilaterales que afectan a países de la región y solicitaron la "exclusión" de Cuba de la lista unilateral sobre países que "supuestamente patrocinan el terrorismo internacional".

En el punto 27 de la declaración, los cancilleres reconocieron a la PPT argentina por "haber retomado la práctica de la Celac de intervenir y presentar iniciativas conjuntas y consensuadas" en la ONU y otros foros multilaterales, "fortaleciendo la región y contribuyendo a que sus legítimos intereses sean debidamente considerados".

Celebraron los avances en materia de "profundización" del diálogo político con los socios extrarregionales, entre los que se incluyen la Unión Europea, China, la India, la Unión Africana y la Asean (Asociación de Naciones de Asia Sudoriental) ratificando a la Celac como un importante portavoz de América Latina y el Caribe ante la comunidad internacional.

Resaltaron la reactivación, luego de más de cuatro años, del diálogo entre todos los miembros de la Celac con la Unión Europea, que permitirá "relanzar el intercambio entre ambos bloques y recuperar los espacios birregionales de cooperación al más alto nivel con el fin de profundizar su asociación estratégica".

Por último, la Celac reiteró "su más firme respaldo a los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes". Y expresó el "permanente interés" de los países de la región en que los gobiernos de la Argentina y del Reino Unido reanuden las negociaciones a "fin de encontrar, a la mayor brevedad posible, una solución pacífica y definitiva a dicha disputa".

Cafiero: "América Latina y el Caribe tienen las herramientas para superar esta coyuntura"

Al darle apertura a la Cumbre, el canciller argentino, Santiago Cafiero, aseguró que América Latina y el Caribe tienen una "oportunidad histórica" en la conformación de "nuevas cadenas regionales de valor y suministro seguras", en un contexto de crisis global producto de la guerra en Ucrania.

E indicó que la región cuenta con un "activo moral" como zona de paz y "un activo económico", lo que hace que "empiece a ser mirada por el mundo".

Cafiero inició su discurso remarcando la importancia de reactivar -tras cinco años de inacción- el mecanismo de intercambio entre América Latina y el Caribe con la Unión Europea, al referirse a la reunión de cancilleres de la Celac y la UE que se celebrará este jueves en el Centro Cultural Kirchner (CCK), instancia que definió como un "ámbito interesante para poder intercambiar los desafíos de la región y las posibilidades que ellos arrojan", para enfrentar problemas en materia de cambio climático, brechas de desarrollo y justicia social.

El jefe de la diplomacia argentina reivindicó "la voluntad de diálogo" y "vocación de paz" que caracteriza a América Latina y al Caribe, rasgos que, dijo, representan un "activo" de la región, al tiempo que cuestionó la "doble vara" que muestran las grandes potencias a la hora de ejercer el multilateralismo, algo que "es central revertir".

Cafiero evaluó que los "visibles límites que demostró la globalización", desde la crisis de los subprime, en 2008, en adelante, basados en un modelo hiper financiero y vinculado a cadenas globales de valor fue "puesto en jaque" primero por la pandemia de Covid-19 y luego por efecto de la guerra en Ucrania.

Para el canciller, esto hizo que hoy estén en discusión "nuevos paradigmas vinculados a las cadenas regionales de valor y de suministro seguras", y postuló que es ahí donde América Latina y el Caribe "presentan activo, una oportunidad ante el mundo".

Cafiero convocó, entonces, a debatir en torno al modo en que la región se va a insertar en esas nuevas cadenas regionales de valor, que dijo deben ser "justas", y estar "anclada a que ese desarrollo no pueda ser extractivo, sino tener un encadenamiento productivo, generar empleo de calidad, transferencia de tecnología, desarrollo científico y tecnológico donde se instalen. Deben tener conciencia social y ambiental".

El encuentro de cancilleres de América Latina y el Caribe se produce en un contexto en el que la PPT argentina apuesta a institucionalizar al bloque y a hacer de ese mecanismo regional un actor relevante en el concierto internacional con un papel activo en lograr una salida pacífica a la guerra en Ucrania, y ser un proveedor seguro de energía y alimentos sobre la base de un "multilateralismo solidario".

Se espera que estas y otras cuestiones formen parte del diálogo que los cancilleres de la Celac y la Unión Europea mantendrán mañana en la cumbre que se desarrollará en el Centro Cultural Kirchner (CCK), propuesta por la Argentina con el objetivo de reforzar el diálogo birregional.v




Recomienda esta nota: