11/02/2010

Argentina

Año del Tigre, conflictos y oportunidades

El domingo comienza el "Año del Tigre" en el horóscopo chino. "Se intentará imponer ideas y dominar conductas".

El próximo domingo 14 de febrero, según la astrología china, arranca el Año del Tigre de Metal y con él una poderosa influencia que podría traer conflictos aunque al mismo tiempo oportunidades, según explican los adivinos orientales guiados por las características del animal y su elemento.

Esta ciencia milenaria, capaz de predecir el futuro a partir del estudio del calendario chino, sus doce ciclos anuales de animales y los cinco elementos del pensamiento oriental (Metal, Madera, Fuego, Tierra y Agua), ve un 2010 conflictivo, impredecible ante mucho cambio drástico, con enfrentamientos fuertes, proclive a la violencia y en el que desde el poder se intentará imponer ideas y dominar conductas y pensamientos.

Así lo manifestó un adivino taiwanés del afamado Templo de Longshan, Huang Zhih-min, quien insistió en el concepto de una suerte pendular que podría ir de fracaso en éxito y de éxito en fracaso en un pestañear de ojos. “Hay que tener una gran prudencia financiera pues abundarán los conflictos y convivirán el éxito espectacular y el fracaso total”, advirtió.

Según explican los entendidos, todo el año estará bajo la influencia de las características del tigre, que para la astrología china es un animal místico, magnético, independiente, orgulloso, fuerte, tenaz, inteligente, intuitivo, suave y agresivo.

"Habrá cambios repentinos y no se descarta que en medio de la convulsión generalizada se produzcan acuerdos y resolución de conflictos sorprendentes, sobre todo en la dirección este y oeste", apuntó Huang.

En las relaciones sentimentales no faltará la turbulencia y será necesaria la flexibilidad para superar los conflictos, dada la tendencia dominadora de los tigres.

El lunar que se inicia es el 4708 del calendario chino y según su ciclo sexagenario, la suerte debe ser similar a la de 1950, fecha de la consolidación de la Guerra Fría con la Guerra de Corea, lo que augura el inicio de una nueva etapa histórica.

"Surgirán nuevas tensiones internacionales o el recrudecimiento del terrorismo, por eso la prudencia política es muy necesaria", dijo Huang en una entrevista concedida a la agencia EFE.

Sin embargo, no todo serán peligros y turbulencias ya que también "florecerá una nueva primavera y renacerán tendencias positivas ocultas en años anteriores". "Será un año de renovación y crecimiento, y si logramos estar en armonía con nuestro entorno, lograremos felicidad y prosperidad", predijo el adivino.

Los conflictos son oportunidades cuando se enfrentan con la actitud correcta, y el tigre favorece "la armonización de los opuestos" con una buena diplomacia, destacó. "Hay que pensarse muy bien las inversiones y todo lo relacionado con el dinero: no hay que arriesgar", afirmó Huang.



Recomienda esta nota: