15/01/2021

Policiales

PRÓFUGO

Tenía pedido de captura internacional por un crimen y se ocultaba en un pueblito de Santiago del Estero

El hombre había logrado venir escapando desde Buenos Aires y se instaló en un paraje con una identidad falsa y un cambio de apariencia.

Efectivos policiales detuvieron a un peligroso individuo que tenía pedido de captura nacional e internacional por haber dado muerte a un hombre de 7 puñaladas en Buenos Aires, y que se ocultaba desde hacía un año en la localidad de Garza, Santiago del Estero, con una identidad falsa y un cambio de “look” para no ser reconocido.


El trabajo minucioso, llevado a cabo por la División Búsqueda y Captura de Prófugos y Evadidos de la Justicia, conjuntamente con la Dirección de Inteligencia Criminal, Ciberdelito y Comisaría Comunitaria N°38, permitió que en poco más de 24 horas, el sujeto buscado terminara tras las rejas.

Todo habría dado inicio cuando los investigadores posaron su atención en la publicación de un grupo de compra-venta en la Red Social Facebook, que mencionaba que una persona del sexo masculino de nombre Carlos Humberto Suárez, alias “Pica”, se encontraba residiendo en una casa del barrio San Jorge de la ciudad Garza, Departamento Sarmiento.

La publicación del miércoles 13 de enero, además aclaraba que Suárez había dado muerte a Guillermo Almirón y que se hallaba prófugo de la Justicia.

Tras este dato, los investigadores comenzaron a reconstruir con la colaboración de Ciberdelito, primeramente con la consulta al Sistema Federal de Comunicaciones Policiales (SIFCOP) que informó que Suárez tenía pedido de captura nacional e internacional a requerimiento del Juzgado de Garantías Nº 2 Departamento Judicial La Matanza, por el supuesto delito de Homicidio Simple en perjuicio de Guillermo Almirón.

Posteriormente, se realizaron tareas de campo con la colaboración del personal de la Comisaría de Garza y los enlaces del DIC en la localidad, quienes constataron la presencia de una persona del sexo masculino, oriundo de la provincia de Buenos Aires, residiendo en el paraje La Falda.

En la zona, el sospechoso era conocido como Jonathan Guillermo Chávez, a quien todos llamaban “Porteño”, sin embargo guardaba un inquietante parecido con el prófugo, e incluso habría sido protagonista en dos oportunidades de violar el artículo 205 del Código Penal Argentino, por no respetar las medidas dispuestas por las autoridades para prevenir los contagios de Coronavirus.

Ya en horas de la noche, los policías lograron comunicarse telefónicamente con la persona que había realizado la publicación, quien ratificó sus escritos e incluso aportó nuevos detalles que resultaron vitales para la pesquisa.

Según se supo, los datos nuevos aseguraban que Suárez residía en la casa de la familia Rodríguez desde enero del año 2020, luego de darse a la fuga de su domicilio en Isidro Casanova, tras haber asesinado de siete puñaladas a Guillermo Almirón, en un hecho ocurrido en noviembre de 2019.

La misma información daba cuenta que Suárez tenía en su poder varios DNI “truchos”, ya que acostumbraría a manejarse con identidades falsas cada vez que comete hechos ilícitos y que en esta oportunidad había cortado su cabello y tendría tatuajes en ambos brazos y en una de sus piernas.

Bajo las directivas del fiscal Ángel Belloumini y con el visto bueno de la jueza de Control y Garantías Ana Cecilia Vittar, realizaron en horas de la tarde de ayer el allanamiento la vivienda rural ubicada en el paraje La Falda, localidad de Garza, departamento Sarmiento, lugar en donde se procedió a la detención de quien fuera identificado como Jonathan Guillermo Chávez.

Lo interesante del procedimiento fue que durante el labrado de las actas de detención, el sospechoso habría manifestado de manera voluntaria que el nombre aportado sería falso y que su verdadera identidad sería Carlos Humberto Suárez apodado “Picardía”, por lo que fue trasladado a la dependencia policial para ser identificado fehacientemente y así dar cumplimiento a lo dispuesto por la Justicia.

Una vez cumplimentado el trámite a través del Departamento de Reconocimiento Ciudadano, Suárez fue alojado en una celda, a la espera de su trasladado a los tribunales bonaerense donde deberá dar cuenta por su crimen.



Recomienda esta nota: