06/03/2021

Argentina

BENEFICIO

Jubilados y AUH: cómo aprovechar el reintegro de hasta $1.000 en compras con tarjeta de débito

Puede utilizarse en supermercados, farmacias y otros comercios, tanto de grandes cadenas como negocios de barrio.

Al igual que la devolución del 15% para los jubilados que cobran la mínima y los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), todos los beneficiarios de jubilaciones, pensiones y planes sociales, tienen la posibilidad de acceder al reintegro del 10% de sus compras con tarjetas de débito en una larga lista de comercios de todo el país.
Esta posibilidad existe en el contexto de un programa denominado “Beneficios Anses” que alcanza a más de 17 millones de personas.
En los comercios adheridos, todo aquel jubilado, pensionado o beneficiario social que cobre una prestación de Anses puede recuperar el 10% de cualquier consumo abonado con la tarjeta de débito vinculada a la cuenta en la que cobra su haber mensual.
El reintegro es de hasta $1.000 por cada compra y no tiene límites en la cantidad de operaciones a realizar. Al beneficio se puede acceder de dos maneras: mediante la acreditación en la misma cuenta bancaria dentro de los siete días hábiles de la operación, o a través de un descuento al momento de abonar un consumo.
Cuándo y dónde
El beneficio de Anses se puede utilizar únicamente los lunes en comercios adheridos como supermercados, farmacias, indumentaria, electrodomésticos y materiales de construcción. También incluye a pequeños negocios de cercanía como así también las cadenas de supermercados Día, Carrefour y Coto, y los comercios Ribeiro, Farmacity, Grido, La Anónima, Dexter, Cheeky, Plusmar y otros.
En el portal del organismo de previsión social hay un buscador de negocios que ofrecen el beneficio, dividido por provincias y por rubros. También existe una opción para cargar el DNI y tener certeza de que se puede recibir el descuento. Para eso es importante identificar los comercios indicados y acordarse de pagar con débito.
El descuento puede ser aprovechado por aquellos que cobren jubilaciones y pensiones de Anses, pensiones no contributivas, AUH, Asignación por Embarazo, Asignación Familiar por Hijo, Asignación por Prenatal, Prestación por Desempleo, Progresar y Programas del ministerio de Desarrollo Social. También pueden recibirlo aquellos que perciben jubilaciones y pensiones del IPS bonaerense, BAPRO y Policía de la Provincia de Buenos Aires.
Cabe destacar que el plan no implica costo para el Gobierno, ya que el descuento o la devolución es absorvido directamente por los comercios, según confirmaron a Infobae desde la Anses.
Diferencia
En este punto, se diferencia de la devolución del 15% de las compras con tarjeta de débito, un plan en el mismo sentido pero que rige únicamente para quienes cobran la jubilación mínima y la AUH, un universo integrado por 7,1 millones de personas.
El Presupuesto 2020 disponía de $5.000 millones mensuales entre marzo y agosto del año pasado para llevarlo adelante. Pero la ayuda casi no se concretó.
De acuerdo a la AFIP, de los $30.000 millones disponibles solamente se devolvieron al público $2.000 millones, menos del 7% del total. La falta de información sobre su uso no permitió sus destinatarios la puedan aprovechar simplemente pagando con tarjeta de débito en lugar de efectivo.
Ese reintegro del 15% está vigente hasta el 31 de marzo. Se aplica a las compras de alimentos con tarjeta de débito (de la cuenta en la que se cobran el haber) para jubilados y pensionados con el haber mínimo y beneficiarios de la AUH con un tope de $700 por mes, que se extiende a $1.400 para quienes reciben dos o más AUH.
El reintegro se realizan en la misma cuenta 24 horas después de realizada la compra. De esta manera, una compra de $1.000 hecha con tarjeta de débito recibe una devolución de $150 que se irán acumulando con las sucesivas compras a lo largo del mes hasta alcanzar el límite de 700 pesos.

Al igual que la devolución del 15% para los jubilados que cobran la mínima y los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), todos los beneficiarios de jubilaciones, pensiones y planes sociales, tienen la posibilidad de acceder al reintegro del 10% de sus compras con tarjetas de débito en una larga lista de comercios de todo el país.

Esta posibilidad existe en el contexto de un programa denominado “Beneficios Anses” que alcanza a más de 17 millones de personas.

En los comercios adheridos, todo aquel jubilado, pensionado o beneficiario social que cobre una prestación de Anses puede recuperar el 10% de cualquier consumo abonado con la tarjeta de débito vinculada a la cuenta en la que cobra su haber mensual.

El reintegro es de hasta $1.000 por cada compra y no tiene límites en la cantidad de operaciones a realizar. Al beneficio se puede acceder de dos maneras: mediante la acreditación en la misma cuenta bancaria dentro de los siete días hábiles de la operación, o a través de un descuento al momento de abonar un consumo.

Cuándo y dónde

El beneficio de Anses se puede utilizar únicamente los lunes en comercios adheridos como supermercados, farmacias, indumentaria, electrodomésticos y materiales de construcción. También incluye a pequeños negocios de cercanía como así también las cadenas de supermercados Día, Carrefour y Coto, y los comercios Ribeiro, Farmacity, Grido, La Anónima, Dexter, Cheeky, Plusmar y otros.

En el portal del organismo de previsión social hay un buscador de negocios que ofrecen el beneficio, dividido por provincias y por rubros. También existe una opción para cargar el DNI y tener certeza de que se puede recibir el descuento. Para eso es importante identificar los comercios indicados y acordarse de pagar con débito.

El descuento puede ser aprovechado por aquellos que cobren jubilaciones y pensiones de Anses, pensiones no contributivas, AUH, Asignación por Embarazo, Asignación Familiar por Hijo, Asignación por Prenatal, Prestación por Desempleo, Progresar y Programas del ministerio de Desarrollo Social. También pueden recibirlo aquellos que perciben jubilaciones y pensiones del IPS bonaerense, BAPRO y Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Cabe destacar que el plan no implica costo para el Gobierno, ya que el descuento o la devolución es absorvido directamente por los comercios, según confirmaron a Infobae desde la Anses.

Diferencia

En este punto, se diferencia de la devolución del 15% de las compras con tarjeta de débito, un plan en el mismo sentido pero que rige únicamente para quienes cobran la jubilación mínima y la AUH, un universo integrado por 7,1 millones de personas.

El Presupuesto 2020 disponía de $5.000 millones mensuales entre marzo y agosto del año pasado para llevarlo adelante. Pero la ayuda casi no se concretó.

De acuerdo a la AFIP, de los $30.000 millones disponibles solamente se devolvieron al público $2.000 millones, menos del 7% del total. La falta de información sobre su uso no permitió sus destinatarios la puedan aprovechar simplemente pagando con tarjeta de débito en lugar de efectivo.

Ese reintegro del 15% está vigente hasta el 31 de marzo. Se aplica a las compras de alimentos con tarjeta de débito (de la cuenta en la que se cobran el haber) para jubilados y pensionados con el haber mínimo y beneficiarios de la AUH con un tope de $700 por mes, que se extiende a $1.400 para quienes reciben dos o más AUH.

El reintegro se realizan en la misma cuenta 24 horas después de realizada la compra. De esta manera, una compra de $1.000 hecha con tarjeta de débito recibe una devolución de $150 que se irán acumulando con las sucesivas compras a lo largo del mes hasta alcanzar el límite de 700 pesos.

Tags


Recomienda esta nota: